La relación entre Brahian Alemán y Gimnasia de La Plata no terminó bien. Y lejos de llegar a un acuerdo para la salida del futbolista, la dirigencia del Lobo amenaza con recurrir a Futbolistas Argentinos Agremiados.

El experimentado volante pasó por Estancia Chica, saludó a sus ex-compañeros, retiró sus pertenencias y viajó al vecino país, donde en las próximas horas embarcará rumbo a Emiratos Árabes Unidos para sumarse al Al-Nassr.

Esta operación le reportará al elenco platense una cifra cercana a 1.500.000 dólares, aunque también se habló de la posibilidad de ejecución de la cláusula de rescisión, que sería más cercana a los dos millones.

De todos modos, la salida del volante no cayó del todo bien en parte de la dirigencia, ya que acusan al presidente Gabriel Pellegrino de permitirle irse del país aun cuando todavía no están los papeles correspondientes arriba de la mesa.

A tal punto que se convocó para este viernes una reunión con Futbolistas Agremiados para tratar el caso. ¿Se puede declarar su salida como una especie de rebeldía? ¿Le exigirán que regrese de inmediato al país en caso que hoy siga sin aparecer la oferta formal por su compra?

Gentileza El Día