Ovación

Un nadador uruguayo suspendido por dóping

Se trata de Nicolás Culela quien en febrero de este año se adjudicó la última edición de la maratón Villa Urquiza-Paraná

Viernes 27 de Diciembre de 2019

La Organización Nacional Antidopaje del Uruguay hizo oficial una noticia que circulaba en el ambiente deportivo desde hace ya algunos meses; el nadador uruguayo de aguas abiertas Nicolás Culela dio adverso en un control antidopaje realizado el pasado 7 de febrero.

El comunicado confirma que la sustancia encontrada en el análisis de orina del deportista de 27 años fue eritropoyetina – EPO (Grupo S2), una proteína que estimula la producción de glóbulos rojos y que es común en los dopajes de ciclistas.

Culela, quien el 23 de febrero se convirtió en el primer uruguayo campeón en el exterior en su modalidad al ganar la 10° edición de la Maratón Villa Urquiza-Paraná, reconocida prueba en aguas abiertas que se realiza sobre un recorrido de 21 kilómetros, no podrá competir hasta el 6 de julio de 2023. Es importante señalar que la sanción es retroactiva al 7 de febrero.

La medida “quedó firme la semana pasada porque el atleta interpuso una apelación al fallo de primera instancia de la ONAU”, según contó Federico Perroni, asesor letrado de la Secretaría Nacional del Deporte e integrante del consejo directivo de la propia ONAU, al diario el Observador de Uruguay.

El Tribunal de Apelaciones de la ONAU estudió el caso, los descargos del deportista y terminó ratificando el fallo”, agregó. El pasado mes de julio Culela anunció en las redes sociales que no podría continuar compitiendo debido a una falla congénita en su corazón, dado que los médicos le aconsejaron dejar la competencia de alto rendimiento.

A través de las redes sociales, Culela hizo en los últimos días sus descargos ante las publicaciones, las que “me juzgan a través de manifestaciones que son inconclusas y no verídicas, poniendo en duda una enfermedad”. El nadador reprocha que se publicó “una sola versión de los hechos sin darme la posibilidad a réplica”, y pidió se le diera “la oportunidad de conocer mi versión de los hechos”.

Visiblemente molesto refirió que " son 100 hojas que hicimos de juicio, y tanto la ONAU como los diarios que publicaron la información, publicaron lo negativo, lo que me deja mal parado, y nada de mi defensa, de por qué esa sustancia ingresó a mi cuerpo”. Y aclaró, además que “me encontraron esa sustancia en un entrenamiento, no en competencia”.

Culela dejó en claro que “soy el nadador más controlado de la historia: me hicieron 11 controles. Tenía que dar mi paradero entre las 6 de la mañana y las 22 horas para hacerme controles sorpresas, que fueron los últimos cuatro”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario