La novela del arquero Franco Armani tuvo un final feliz para River, que ejecutó la cláusula de rescisión de más de 4.000.000 de dólares y en las próximas horas se sumará a la pretemporada en Miami, Estados Unidos.

Pero el que no está nada contento fue un nene colombiano, que rompió en llanto cuando le comunicaron que el golero dejaría Atlético Nacional, para sumarse al equipo del Muñeco Gallardo.

Las cosas que tiene el fútbol...

Ovación Mendoza