Este sábado, en el tradicional estadio de la Federación Argentina de Box ubicado en el barrio porteño de Almagro, con televisación de TyC Sports, habrá un importante festival de boxeo profesional.

El combate principal se producirá entre Claudio Echgaray y Javier Chacón, el cual será un duelo de supergallos, a 10 rounds, y en las de semifondo, estará el santafesino Emiliano Exequiel Pucheta que lo hará frente al santiagueño Guillermo Jesús Paz.

El santafesino cuenta con 22 años de eddad, tiene un récord de 9 (3) 1 (0), y se encuentra 6° en el ranking argentino mediano, mientras que su contrincante, Paz, radicado actualmente en la localidad bonaerense de Florencioa Varela, tiene 37 años de edad, y un record de 25 (1) - 37 (6) -4.

En las peleas complementarias, lo harán Agustín Ezequiel Quintana, de San Francisco Solano, quien con 21 años, tiene un record de 6 (5) -0 -1, frente a Carlos Javier Vásquez, oriundo de la ciudad chubutense de Trelew, 38 años, y un record de 6 (3) - 3 (1). También lo harán Luis Comunale de 51 kg frente a Daniel González.

"Estuvimos entrenando mucho, esperando esta pelea, con un rival muy duro. Como profesional nunca me tocó combatir con un boxeador con tantas peleas, y muy experimentado" señaló Pucheta en el gimnasio ubicado en barrio Los Hornos de nuestra capital. Agregó que "El entrenamiento se hace todos los días, corremos todos los días, con lo cual creería que vamos a llegar muy bien al combate con Paz".

"Ultimamente vengo muy bien, en las últimas dos peleas me fui más que bien, en la primera del año le gané a Chúcaro, en su propia ciudad en Puerto Madryn, y después en Coronda, le gané por nocaut en el sexto asalto", explico el jóven boxeador santafesino.

Ante la consulta de cual es la clave de un buen boxeador, comentó que "lo más importante en un boxeador profesional es la disciplina. Hay que levantarse todos los días a entrenar, por más que te duela el cuerpo hay que seguir trabajando. Porque la técnica, todo se mejora o trabaja, pero para ello hay que ser disciplinado, y no parar nunca el entrenamiento".

"El boxeo es sacrificado porque hay que hacer el esfuerzo de entrenar bien duro, por más que te duela algo no podés aflojar. Tenés que vivir para entrenar, porque si querés llegar a ser alguien, y mantenerte en los primeros planos, no queda otra que trabajar duro e intenso. Estoy con más confianza en el ring, me estoy moviendo mejor, estoy yendo más a buscar la pelea, y para eso hay que estar en forma", sostuvo Pucheta, que pertenece a la Academia Alonso de Box, todo un referente en nuestra zona.