Ovación
Lunes 04 de Diciembre de 2017

Una gran experiencia para Regatas

El Lagunero finalizó en la 6ª posición del Sudamericano de Clubes de Waterpolo realizado en Rosario, en una pileta de 50 metros y con varios de los mejores equipos de la temporada

Este domingo culminó en Rosario una nueva edición del Sudamericano de Clubes de Waterpolo, que presentó a ocho de los mejores equipos de este lado del mundo en una cita de alta jerarquía. Las actividades comenzaron el 29 de noviembre y se desarrolló bajo el formato de dos zonas de cuatro equipos, donde los dos primeros accedían a semifinales y el resto competía por la reclasificación.


El epicentro estuvo en las instalaciones del club Gimnasia y Esgrima del Parque, que posee una pileta de 50 metros y ya dentro de los parámetros que se pide a nivel internacional. Este detalle puso a prueba a varios elencos, más acostumbrados a los reductos de 25 metros y, que sea una cancha superior a los 30 metros de largo se notó. Al ser locales, la Argentina fue el que más participantes presentó: GER, Provincial, Moreno y Regatas de Santa Fe; mientras que de Brasil llegaron Botafogo y Adba; en tanto de Perú lo hizo Regatas Lima; y de Chile, Unión Morro.

Waterpolo.jpg

Fue sencillo para el elenco santafesino, último campeón de la Liga de Honor, ya que debió adaptarse rápidamente a las nuevas dimensiones y eso quizás le costó desde los resultados. Esto atendiendo a que la mira está centrada en el Súper 6. En la fase inicial cayó ante Provincial por 9-6, Botafogo por 15-5 e igualó con Unión Morro de Chile 10-10. Ya en la reclasificación del 5º al 8º lugar superó a su homónimo de Lima por penales 2-0 después de empatar 4-4 en el tiempo regular. Finalmente perdió ante Unión Morro de Chile por 5-3 para quedar en la sexta colocación.

Botafogo.jpg

Tal como se lo esperaba, el dueño del título fue Botafogo de Brasil, que derrotó en la final a Provincial de Rosario por 14-13. En tanto completó el podio GER al derrotar a SUTERH por 9-4.


Pese a que quizás los resultados no fueron los deseados, la realidad es que cada juego dejó una enseñanza para los santafesinos, que constataron lo que es jugar en las nuevas canchas que se vienen y que siempre jugar contra los mejores te permite crecer y aspirar a muchas cosas buenas a futuro.