Ovación
Lunes 06 de Noviembre de 2017

Una patada criminal que apenas terminó en amarilla

El partido entre Fenerbahce y Galtasaray en un Torneo Sub 17 dejó, además del resultado, un planchazo brutal a la rodilla de un jugador que el árbitro vio como leve

El fútbol europeo se caracteriza por su velocidad y resistencia, en comparación al sudamericano, de más gambeta y creatividad. Pero muchas veces es noticia por cuestiones que van más allá de darle a la pelotita sino también al cuerpo de los rivales de manera desleal.

En este caso, la situación se dio en un torneo Sub 17 de Turquía, donde se enfrentaron Fenerbahce y Galatasaray, los equipos más populares del país. En un desarrollo parejo y, cuando no pasaba nada, una acción cambió radicalmente todo, pero de ánimo. Un jugador de Galatasaray encaró por la banda izquierda y, al ver que un rival venía de costado, optó por tirarla larga para superarlo, aunque no esperó lo que vino después.

El marcador, bien rústico, pegó un salto largo e impactó con un planchazo criminal a su rodilla, sacándolo del campo al estilo Juan Krupoviesa a Rolfi Montenegro en un Superclásico entre Ribver y Boca. Rápidamente el cuerpo médico fue a asistirlo y solo se esperaba la roja del árbitro, pero para sorpresa de todos solo le ¡sacó amarilla!

Embed

Un grave problema de interpretación del juego para este muchacho, que midió de la manera incorrecta la acción brutal y, de no ser por el destino, pudo terminar en una lesión más grave.