Ovación

Unión no para de caer: fue goleado por Independiente y se quedó sin técnico

El equipo rojiblanco no tuvo ningún tipo de respuestas y cayó sin atenuantes ante el Rojo por 3 a 0. Luego del partido, el presidente Luis Spahn decidió echar a Pablo Marini.

Jueves 22 de Junio de 2017

Mirá el primero Rigoni para Independiente:


Mirá el segundo gol de Rigoni para El Rojo:


Mira el gol de Albertengo, el tercero para sellar la goleada 3 a 0 de Independiente sobre Unión:


Unión hace rato que está en crisis tanto a nivel institucional como futbolístico y cuando eso sucede los resultados terminan desnudando un estado de caos que se profundiza semana tras semana. Por lo cual lo mejor que le puede pasar al equipo y a la institución es que el domingo se termine este suplicio que resultó ser el torneo, pero fundamentalmente la segunda mitad que se disputó a lo largo de este 2017.

Tres entrenadores pasaron por el banco rojiblanco, Leonardo Madelón, Juan Pablo Pumpido y ahora Pablo Marini. Lo que habla a las claras de las dificultades que tuvo el Tate pero sobre todo luego de aquella derrota en el Clásico que terminó siendo un punto de inflexión. Nunca pudo recuperarse de ese golpe y la confianza que en un momento era el principal sostén del plantel se fue diluyendo hasta convertirse en una notable desconfianza.

La llegada de Pomelo Marini en nada contribuyó a mejorar, como sucede en la mayoría de las veces cuando asume un entrenador. Y por eso más allá de tener un contrato vigente y recién dirigir siete partidos la Comisión Directiva que encabeza Luis Spahn decidió echarlo.

Así las cosas se vienen días claves en el mundo Unión, ya que hay que dar decididamente un golpe de timón porque de esta manera la crisis se agudizará. Lo más positivo es que faltan dos meses para el inicio del nuevo campeonato, pero para que eso resulte una ventaja, los directivos tendrán que acertar en la toma de decisiones contratando un nuevo técnico. Todos los cañones en este sentido apuntan a Gustavo Alfaro.

El partido de esta noche parece una anécdota a esta altura, e incluso un triunfo de Independiente que asomaba lógico teniendo en cuenta los antecedentes con los que llegaban ambos equipos. Más allá de que Unión arrancó jugando de manera aceptable superando a su adversario el peso específico del elenco de Avellaneda terminó siendo determinante para quedarse con los tres puntos.

Los primeros minutos de Unión en el partido fueron más que aceptables, dominando a Independiente y generando algunas opciones como para convertir. En ese lapso del partido era el Tate el que imponía condiciones y manejaba el balón con criterio desequilibrando con la movilidad de Lucas Gamba.

Precisamente el mendocino fue quien dispuso de las chances más claras, sobre todo con un remate en el segundo palo tras un centro de Lucas Cejas. Y luego con un disparo cruzado que atrapó el arquero visitante Martín Campaña.

El equipo rojiblanco insinuaba pero le faltaba concretar y en contrapartida el Rojo apostaba al contragolpe aprovechando la velocidad de Emiliano Rigoni y de Ezequiel Barco. Lo tuvo Lucas Albertengo debajo del arco pero no pudo rematar y a los 32' Rigoni con un zurdazo dentro del área tras un pase de Barco puso arriba a Independiente.

A esa altura el 1 a 0 era injustificado, dado que Unión no había sido menos que su rival, pero en un descuido defensivo estaba abajo en el marcador. Y a partir de ese momento se observó lo peor del Tatengue que entró en un desconcierto al punto tal que el elenco que dirige Ariel Holan estuvo muy cerca de marcar el segundo gol. Fue a los 35' cuando Barco quedó a mano con Matías Castro y el remate del delantero fue despejado cerca de la línea por Rodrigo Erramuspe cuando el balón tenía destino de red.

Para el segundo tiempo Marini sacó a Zárate y Cejas y metió a Andereggen y Godoy con la intención de salir a buscar el empate, pero no lo logró. Y luego del tanto de Rigoni a los 19' el partido se terminó ya que con dos goles abajo el equipo no tuvo reacción y el resto de los minutos solo sirvieron para que el Rojo aumentara el marcador con un tanto de Albertengo a los 35'. Encima se lesionó Andereggen en la rodilla y el DT ya había hecho los tres cambios.

Así las cosas, el final del partido fue pura impotencia ya que los 10 jugadores en cancha no podían con su alma al punto tal que el Rojo en un par de ocasiones estuvo cerca de marcar el cuarto gol. Todo cuesta abajo para Unión que termina padeciendo este campeonato y pidiendo por un poco de oxígeno que a esta altura es precisamente que se termine ya este suplicio que parece eterno.

    ¿Te gustó la nota?