Unión sigue sin encontrar el rumbo en la Liga Argentina. Este lunes perdió de visitante frente a Deportivo Norte de Armstrong por 95 a 86. Gallegos, del conjunto anfitrión, fue la figura del encuentro al convertir 24 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes. En el Tate, en tanto, se destacó Cambronne con 17 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias.

En el inicio del juego la visita comenzó mejor, con una sólida defensa y una buena efectividad en ataque (60%) se sostenía arriba, mostrando un 7-14 en el tanteador, pero el local reaccionó los minutos finales y con dos buenas defensas logró pasar arriba en el tanteador 20-19 para terminar los primeros 10´ 23-21.

En el segundo cuarto Norte comenzó a sentirse más cómodo dentro de la cancha, el ingreso de Borsellino le dio más intensidad a la defensa y más prolijidad al ataque, al contrario Unión fue perdiendo concentración y el pick and roll de la dupla Gallegos-Luchi funcionó a la perfección para que el local se comience a escapar. Una técnica a Torre se convirtió en jugada de 4 para que la diferencia llegue a los dos dígitos mientras el Tatengue parecía haberse ido de juego.

Con el tanteador 51-40 comenzó el tercero chico, el local seguía haciendo la suya, se notaba conexión, orden, básquet, mucho básquet y la visita al contrario, se notaba desordenada, desarmada, las individualidades de Mariani con su muy buen tiro, Cambronne defendiendo en el poste bajo e Isola frenaron un poco la diferencia ya establecida que a mitad del cuarto llegó a 17 puntos. Como cereza de este parcial, un triple de Gallegos sobre la chicarra con amague incluído que hizo pasar de largo a Isola levantó al gran público local.

Los 10 finales llegaron con el tanteador 76-60 y Gallegos lo hizo otra vez, un triple al comienzo llevó la diferencia a 19 y Unión parecía cada vez más desconcertado pero nuevamente apareció Cambronne junto a Sánchez para sumar puntos y ponerse a 12 con 4 minutos por jugar pero quien sino para aguarle las esperanzas al Rojo, Gallegos y otra bomba desde los 6.75 mts. puso 15 arriba a su equipo y obligó a pedir tiempo muerto a Ponce para cambiar de estrategia. El último minuto y medio, Norte quizás se relajó y Unión aprovechó para poder limar la diferencia final pero el partido ya tenía dueño, victoria inteligente de los Tigres 95-86 frente a un duro rival con el cual se volverán a ver las caras este jueves en la ciudad de Santa Fe.