Ovación
Martes 26 de Diciembre de 2017

Uno de los acusados en el FIFAGate fue declarado "no culpable"

Se trata del exdirigente peruano Manuel Burga, luego de seis semanas de juicio en la corte federal de Nueva York

El ex dirigente del fútbol peruano Manuel Burga fue declarado hoy "no culpable" en el caso de corrupción conocido como FIFAGate, el escándalo que dejó a otros dos funcionarios sudamericanos tras las rejas el pasado viernes.

Tras seis semanas de juicio, el jurado de la corte federal de Nueva York "declaró a Burga no culpable del delito de conspiración de extorsión, el único cargo por el que era procesado", según consignó un despacho de la agencia alemana de noticias DPA.

Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDJ, por sus siglas en inglés).

El ex presidente de la Federación de Fútbol del Perú, de 60 años, quien fue arrestado en Lima a principios de diciembre del 2015 y un año después extraditado a los Estados Unidos, quedó en libertad luego de cumplir dos años de prisión domiciliaria.

En un comunicado, el USDJ (Departamento de Justicia de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) detalló que aunque Burga fue "acusado de conspiración de crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero", su país solamente lo extraditó por el primer cargo, el mismo por el que fue investigado en el país norteamericano.

A su salida del tribunal, en Brooklyn, Murga agradeció a su familia y abogados por el apoyo brindado en "dos años y 22 días de detención".

"Estoy muy contento, regreso a mi patria, tengo mucho que hacer allá en lo personal y que dios bendiga a Norteamérica".

La decisión sobre la libertad del ex dirigente peruano se conoce cuatro días después de que la jueza del caso, Pamela Chen, declarara culpables al paraguayo Juan Napout, de 59 años, y el brasileño José María Marín, de 85.

Ambos fueron enviados a prisión por los delitos de asociación delictiva y fraude. El brasileño, además, fue considerado culpable de lavado de dinero.

Marín, quien fue presidente interino de la Confederación Brasileña de Fútbol, y Napout, quien estuvo a cargo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) entre 2014 y 2015, fueron señalados por la Fiscalía de haber aceptado entre cuatro y 10 millones de dólares a cambio de la concesión de derechos televisivos en la región.

En la investigación, el Gobierno estadounidense analizó más de dos millones de documentos entre 2000 y 2015. Uno de los testigos clave del juicio fue el empresario de medios argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de la empresa Torneos y Competencias, quien confesó varios delitos a cambio de una reducción de su pena.

Se espera que la jueza Chen dé a conocer en los próximos días la condena de Napout y Marín, que podría ser de hasta 20 años de prisión.