Ovación

Uruguay, con una lección de garra, se impuso con categoría ante Inglaterra

Se recuperó, venció 2-1 a Inglaterra con dos goles de Luis Suárez y se metió en la pelea por la clasificación. El equipo europeo quedó al borde de la eliminación. Luis Suárez, el héroe de la tarde.

Viernes 20 de Junio de 2014

Por algo es la estrella del gol para la Celeste. Su ausencia en el debut terminó siendo muy notoria. Por la caída y esta resurrección. Y esta presentación agrandó esa imagen de jugador clave. Tanto que marcó los dos goles para gritar victoria, nada menos que frente a Inglaterra, y devolverle así el sueño de clasificación a octavos de final a todo Uruguay. Es Luis Suárez, su número 9.

Justo el delantero. El que es figura en el fútbol inglés, en Liverpool. El que puso en ventaja a Uruguay en el minuto 38. Con un estupendo cabezazo, tras una precisa asistencia de Cavani, encaminó a Uruguay hacia el triunfo. Ese que necesitaba imperiosamente para seguir con vida en el Mundial. El que podía dejar atrás la durísima e inesperada derrota ante Costa Rica. Le costó, es cierto, pero lo consiguió y es lo que vale. Para hacerla completa, a cinco del final, Luis Suárez enloqueció a todos con su segundo grito.

El 9 terminó el partido en andas de sus compañeros, en medio de los festejos por un resultado que ya está en la historia del fútbol uruguayo. El goleador no había jugado en la fecha inicial por una lesión sufrida en la última fecha de la liga inglesa, el 11 de mayo. Lo mereció. También la Celeste.

Desde el comienzo se jugó con una tensión propia de un choque a eliminación directa, porque ambos habían perdido en el debut.

Uruguay comenzó con nervios y consiguió emparejar. Tuvo una aproximación de serio riesgo con un disparo cruzado de Cristian Rodríguez que pasó por encima del travesaño. Pero Inglaterra sacó una luz desde lo futbolístico. Claro, no concretó. Entre el palo y el travesaño devolvieron un cabezazo de Rooney. Y cuando menos se esperaba, el que gritó fue Uruguay.

Impulsado por la ventaja, el conjunto charrúa comenzó el segundo tiempo con un par de situaciones para aumentar.

Inglaterra, al borde de la eliminación, ganó en desesperación. Pero iba. Y Uruguay resistía. Hasta que a los 75' llegó el empate. El gol fue de Rooney, quien cortó su maldición en mundiales con un toque en el área chica, tras un desborde de Johnson.

El empate no les servía. Menos a Uruguay, que quedaba con un punto y debía vencer a Italia en la última fecha y esperar otros resultados. A Inglaterra le pasaba algo similar, aunque con cierre ante Costa Rica.

Pero Suárez, con el oportunismo de los grandes, infló la red con un derechazo (85').

Ya no faltaba nada para el final en el Itaquerao, que terminó con los hinchas uruguayos cantando "volveremos a ser campeones, como la primera vez (1930)".

¿Te gustó la nota?