Ovación

Va por todo en la recta final

El plantel de Unión consumó con suma antelación su regreso a Primera División y aunque el certamen no proclame oficialmente un campeón, el Tatengue buscará quedar como el equipo de mejor rendimiento

Lunes 17 de Noviembre de 2014

El 27 de mayo de 2013, Unión perdía 4-2 ante San Lorenzo y consumaba su sexto descenso a la segunda categoría del fútbol argentino. 

Aquel equipo de Frank Darío Kudelka, que marcó un rumbo en 2011, apenas pudo mantenerse dos temporadas en Primera. Nuevamente había que barajar y dar de nuevo.  Regresar a la dura “B” Nacional para transitar canchas difíciles, encontrarse con equipos ásperos y soportar malos arbitrajes. Antes de su partida física, el nuevo formato de los torneos que dejó Julio Humberto Grondona habría un panorama importante luego de un 10º lugar en la campaña 2013/14, a 12 unidades del último que ascendió. 

Eran cinco lugares para 11 clubes por zona y la posibilidad de que Leonardo Madelón arme el equipo a su gusto luego de regresar a la institución en su segundo proceso como entrenador.

Cambió sombras por luces

Para todos los equipos los tiempos eran cortos y los resultados deberían llegar a la brevedad.

Unión empezó ganando en San Francisco el 10 de agosto. Perdió 3-1 finalmente contra Sportivo Belgrano. Debutó en el estadio 15 de Abril y más allá de merecer otra cosa, el Decano lo venció 3-2. 

Fue a Tandil y la lluvia postergó un día el encuentro. Aquel 24 de agosto ganaba 2-0 pero empató 2-2 contra Santamarina. 

La desconfianza tomaba color mientras en la conferencia posascenso el propio Leonardo Madelón confirmó que aquella vez jamás pensó en dar un paso al costado. 

Y no hubo que ratificarlo públicamente porque empezaron a llegar las alegrías. El equipo se hacía fuerte de local aunque salía de Santa Fe y se pinchaba. La primera rueda llegaba a su fin y a pesar del 0-0 contra Patronato en el 15 de Abril, los rojiblancos ya estaban instalados en la 4ª posición con 13 unidades, apretados por otros elencos pero en zona de ascenso. Sabían que no podían fallar en la recta final del certamen.

Todo redondo

El 5 de octubre, apenas 41 días después de aquella igualdad en Tandil, el Tate inició un trayecto firme, a paso demoledor y ganando en todos los puntos del país. En poco más de un mes concretó el regreso a Primera División, con ocho fechas sin perder, siete victorias al hilo, 11 goles a favor, apenas uno en contra y un invicto que trepa actualmente a 576 minutos. Madelón encontró el equipo con nombres propios en cada línea, sus jugadores fueron inteligentes a la hora de leer los partidos. Hubo practicidad, entrega, coraje y una cuota de oportunismo en cada parada. La presión se la sacó antes del límite para relajarse en esta parte final, aunque los jugadores busquen ser los mejores de un certamen que no tendrá campeón.

Vuelta al trabajo

Ayer por la tarde en Casasol el plantel rojiblanco volvió a los entrenamientos pensando en el próximo compromiso ante Huracán, en un principio a disputarse el lunes 24 de noviembre, desde las 17, en el Tomás Ducó. De cara al choque contra el Globo, el capitán Leonardo Sánchez llegó a la quinta amarilla y quedará al margen. Su reemplazante podría ser Juan Avendaño. Asimismo, el defensor Emanuel Britez cumplió la suspensión y retornará seguramente a la alineación inicial.

¿Te gustó la nota?