Ovación

Varias pálidas para los representantes de la ASB en la Copa Santa Fe

Presentaciones con derrotas de Alma Juniors y Colón de San Justo en una nueva fecha del certamen provincial

Sábado 22 de Diciembre de 2018

El buen andar de Alma Juniors tuvo un freno en el sur de la provincia, al perder con Centenario de Venado Tuerto por 86 a 85, en un partido válido por la zona B. Si bien en muchos tramos el equipo de Hugo Nagel corrió desde atrás, el cuarto definitivo fue muy equilibrado y los esperancinos estuvieron a casi nada de llevarse todo.

El local ganaba 83-79 a 27” pero una bomba de Facundo Rittiner le puso signo de interrogante al placard final. Nicolau falló uno y en la reposición lo empató Del Pino. Pero quedaría mucho más: el propio ala-pivote fue víctima de infracción y desde la línea adelantó a la visita. Pero la gran figura del pleito, Martín Sánchez cuando el cotejo expiraba fue el encargado de sentenciar la historia para los venadenses y dejar sin invicto a Alma Juniors.

En caída

Colón de San Juan hizo todo el gasto pero Brown de San Vicente metió un furioso cierre para imponerse por 85 a 81, con una decisiva participación de Gonzalo Sabatini. Los mejores del anfitrión fue Beltrame e Imsandt, ambos con 17 tantos.

Colón (SJ) deberá aprovechar más que nadie este receso, barajar y dar de nuevo, pues el tramo inicial en la “zona de la muerte” no fue el mejor, cosechando apenas un triunfo y cuatro derrotas, dos de ellas en condición de local. Este vez dominó todo el cotejo, en muchos tramos con buena defensa, tiros repartidos y una diferencia que para nada imaginaba un desenlace para el visitante.

Llegaron en tablas hasta el minuto final, pero entre Sabatini, Priotti y Caligaris lo dieron vuelta para que el equipo de Britos sea uno de los punteros de la zona D.

Dejó el invicto

Rivadavia Juniors no pudo terminar de la mejor manera su participación en la primera etapa de la Copa Santa Fe, al ceder el invicto en el Ezequiel Cerati contra Atenas de Venado Tuerto por 77 a 69.

Los pupilos de Roberto Giunta no le pudieron encontrar la vuelta al cotejo desde el salto inicial frente a un adversario bien plantado, que sumó su segundo éxito en la competencia. De arranque, la visita se adueñó las acciones, con la voz de mando de Manuel Mira. Luego de algunos minutos, Rivadavia pudo ponerse en partido e ir acortando diferencias.

Para el final del segundo cuarto, Atenas estaba solo cinco unidades arriba. Esa distancia se mantuvo durante todo el tercer período. Fue en los últimos diez minutos que los de Venado Tuerto pudieron cerrar el encuentro y llevarse el triunfo por 77-69, ante un Rivadavia que no encontró su defensa y que no hiló fino en ofensiva. 

De esta manera, los santafesinos van al receso con el deseo de volver y tener revancha en lo que queda de la fase regular.


¿Te gustó la nota?