El holandés Max Verstappen (Red Bull) venció este domingo en Spielberg el Gran Premio de Austria de Fórmula 1 por delante de los Ferrari del finlandés Kimi Raikkonen y del alemán Sebastian Vettel, que vuelve a liderar la clasificación del Campeonato del mundo.

Se trató de la cuarta victoria de la carrera de Verstappen, de 20 años, que se impuso ante decenas de miles de seguidores suyos desplazados hasta el circuito austriaco.

"Es increíble ganar con un Red Bull en el Red Bull Ring frente a todos estos seguidores holandeses", se regocijó Verstappen, quien, visiblemente muy emocionado, se olvidó en un primer momento de estacionar su monoplaza en el área reservada para los pilotos en el podio.

"Hoy ha sido realmente una bella jornada", añadió el vencedor más joven de un GP en la historia de la F1, que no se libró de las críticas al inicio de la temporada debido a sus numerosos errores.

Por su parte, Vettel recupera la cabeza del mundial por un punto a costa del británico Lewis Hamilton (Mercedes), que abandonó en la vuelta número 64, mientras que su compañero de equipo, el finlandés Valtteri Bottas, se retiró en la vuelta 14.

Para encontrar la última vez que Hamilton no terminó un Gran Premio hay que remontarse a la carrera disputada en Malasia en octubre del 2016.

El español Fernando Alonso protagonizó una espectacular remontada, tras salir desde el pit lane, y finalizar 8°.