El alemán Sebastien Vettel (Ferrari) conquistó este domingo en Spa- Francorchamps el Gran Premio de Bélgica de F1, por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y del holandés Max Verstappen (Red Bull).

El piloto de 31 años logró el triunfo 52 de su carrera, tras adelantar a Hamilton, que salió desde la pole, en la primera vuelta. Vettel, que sumó su quinta victoria de la temporada, se coloca a 17 puntos de Hamilton en el Mundial, a falta de ocho carreras por disputarse en 2018.

LEER MÁS: Impresionante choque en el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1

Cuádruple campeón del mundo, Vettel celebró su quinta victoria de la temporada y arañó así siete puntos a Hamilton en la clasificación para mantenerse segundo con 214 unidades. El británico, que había ganado los dos últimos Grandes Premios, cuenta con 231 puntos.

Además, Vettel consiguió su victoria número 52 en la competición más importante del mundo del motor, superando las 51 del francés Alain Prost. En la lista ya solo tiene por delante las 67 Hamilton y las 91 de alemán Michael Schumacher. Vettel partía desde la segunda posición en Spa, después de que Hamilton se aliara el sábado con la lluvia para arrebatarle la "pole" en el último momento. Sin embargo, al de Mercedes le duró el primer puesto unos pocos metros.

LEER MÁS: Facundo Ardusso te invita al Callejero

El alemán aprovechó la velocidad del Ferrari, ligeramente superior a la de su rival, para quitarle las pegatinas en una recta de la primera vuelta. Y desde entonces no tuvo oponente en su camino hacia el triunfo. El adelantamiento de Vettel llegó en el momento justo, pues segundos después los comisarios de carrera dieron entrada al coche de seguridad tras un espectacular accidente en la primera curva.

Desbocado por la parte exterior de la curva, el alemán Nico Hülkenberg frenó muy tarde y arrolló por detrás a Fernando Alonso. El impacto hizo que el McLaren del español volara por encima de varios bólidos hasta quedar destrozado en un lado del asfalto.

Ahí se terminó la carrera de ambos y la de Charles Leclerc, cuyo Sauber se vio dañado en el choque. Los tres pilotos salieron ilesos. Cuando se fue el coche de seguridad, Hamilton intentó devolverle el adelantamiento a Vettel, pero no pudo y el alemán se escapó hacia el triunfo. El próximo Gran Premio se celebrará la semana que viene en Italia, en el circuito de Monza. Será la decimocuarta carrera de las 21 programadas.