Ovación

Vidal sigue en la Copa América: "Necesitamos incluirlo", dijo su entrenador

Jorge Sampaoli considera que haber conducido una Ferrari alcoholizado durante sus horas de descanso y haber tenido un accidente en ese lapso "no es un error tan determinante como para excluirlo"

Miércoles 17 de Junio de 2015

Aunque no se sabe si jugará contra Bolivia el próximo viernes, el volante Arturo Vidal no será excluido del plantel de Chile en la Copa América. Así lo comunicó el entrenador Jorge Sampaoli este miércoles, en medio de una polémica que ocupa a todo Chile: ¿debió ser sancionado deportivamente?•LEER MÁS: Así detuvieron a Arturo Vidal

El choque de la Ferrari 458 de Arturo Vidal en la autopista de Santiago ha conmovido el ambiente en una Copa América que hasta este martes por la noche se desarrollaba sin condimentos extradeportivos llamativos.

Pero las diez horas libres que el entrenador argentino que orienta a la Roja otorgó a sus dirigidos tuvieron una consecuencia impensada: el volante titular de su equipo, también máximo goleador de la Copa con tres tantos, terminó arrestado.

Vidal conducía su automóvil por una autopista con 1,2 grados de alcohol en sangre, lo que significa "estado de ebriedad" (más de 0,8 según la ley chilena) y no "bajo influencia" (entre 0,3 y 0,8). Se presume que iba hacia el centro Juan Pinto Durán, donde se concentra el equipo nacional, tras haber estado unas horas en el casino Monticello, en el sur de Santiago.

Pero de haber llegado sin inconvenientes a reunirse con sus compañeros, el jugador se hubiera presentado en malas condiciones, lo cual muchos analistas coinciden en que merece una sanción. El entrenador cree que no lo hubiera visto: "Porque no controlo, prefiero confiar", se justificó.

Cabe recordar que no es la primera vez que Vidal se ve envuelto en faltas de conducta a lo largo de su carrera en la selección chilena. Él fue parte del llamado "Bautizazo", que provocó que el entonces DT, el también argentino Claudio Borghi, suspendiera al Rey Arturo y a otros cuatro seleccionados por llegar en mal estado a la concentración.

En aquella oportunidad, tanto el hoy volante de Juventus como Jorge Valdivia, Jean Beausejour, Carlos Carmona y Gonzalo Jara fueron suspendidos por 20 partidos. Vidal reclamó y consiguió que le redujeran la sanción a la mitad.

Libre, pero sin licencia

En una audiencia que fue cerrada a la prensa a causa del caos que se produjo en las inmediaciones del Juzgado de Garantías de San Bernardo, donde se realizó, la fiscalía le solicitó al juez Cristian Morales medidas cautelares para que le retenga la licencia de conducir a Arturo Vidal y para que lo obligue a presentarse en el consulado chileno en Milán una vez por mes mientras dure la investigación del caso.

El magistrado hizo lugar al pedido a pesar de la oposición de los representantes del jugador de la Juventus, que reside en Turín a causa de su actual contrato con el club italiano. La investigación del caso durará 120 días como máximo.

Los estudio de alcoholemia no le dieron buenas noticias a Vidal: después de reñir verbalmente con el carabinero que se acercó a atender el choque sobre la carretera, fue sometido a los exámenes. Estos arrojaron que tenía 1.2 gramos por mil de alcohol en sangre, lo que según la ley chilena es considerado "estado de ebriedad".

Ante la evidencia, la policía dejó a Vidal preso en una comisaría a lo largo de toda la noche, esperando por su audiencia judicial este miércoles por la mañana. Mientras tanto, el escándalo estallaba en todo el mundo y generaba un gran debate en su propio país.

Para el DT Jorge Sampaoli, sin embargo, "hasta que no tengamos claro lo que pasó con Arturo, necesitarlo incluirlo". Bajo ese paraguas, el jugador seguirá en el plantel y estará disponible para jugar el resto de la Copa América. En este caso, el pragmatismo no termina con el debate, sobre todo cuando se trata de un jugador con antecedentes plagados de conductas de este tipo.

Fuente:Infobae

¿Te gustó la nota?