Se terminaba el partido entre Colón y Huracán en Santa Fe con un pobre 0 a 0. El árbitro del encuentro, Facundo Tello, adicionó 3 minutos.

En los instantes finales, Mauro Bogado, volante del "Globo", tomó la pelota en la mitad de la cancha y pateó cuando el cronómetro de la televisión marcaba 47' 54''.

En ese preciso momento Tello levanta sus manos y finaliza el partido con el pitido final, faltando 5 segundos para que se cumplan los 3 minutos de adición. Lo cierto es que la pelota "colgó" al ecuatoriano arquero Domínguez, que nada hizo para tratar de detener el balón. Conclusión, un golazo que no valió.