Ovación
Lunes 30 de Octubre de 2017

Volvió al octágono después de dos años y lo durmieron en el primer round

Era el esperado regreso de la estrella brasileña del UFC, Lyoto Machida, de 39 años, quien había estado ausente del octágono por una sanción, pero su rival le tenía preparado un fuerte recibimiento

El brasileño Lyoto Machida pagó muy caro su inactividad en el campo profesional. En la casa del UFC Night 119 en San Pablo, se descuidó en el primer round durante unas décimas y el estadounidense Dereck Brunson le aplicó un soberbia golpe a la mandíbula. Indefectiblemente quedó tambaleando y a merced de su rival.

Unos segundos después, el árbitro debió parar el combate y darle la victoria al estadounidense, que había descargado toda su furia con una lluvia de golpes a la cabeza de Machida, que ya no tenía defensa y había quedado dormido por lo menos un minutos. Iban dos minutos y medio de combate y sin dudas se notaba la decepción en el recinto de San Paulo, que terminó generando un sopor en lo que al comienzo era un ambiente festivo. Esta no fue la única noticia negativa para el público: el otro ídolo local, Demian Maia, cayó frente al también estadounidense Colby Covington.

Golpazo.jpg

Era el esperado regreso de Machida, quien había estado dos años ausente del octágono por una sanción tras un positivo en un control antidoping. A sus 39 años, esta primera prueba en su reestreno serviría para saber si podía tener aspiraciones como las del pasado, cuando se convirtió en campeón del mundo de los semipesados. Pero Brunson y su KO dio a entender que su tiempo de alto nivel siguió de largo (llevaba sin pelear desde junio de 2015). Brunson, actualmente el número 7 del mundo, opositaba de esta manera para ser candidato al título.

Embed

Machida acumula un récord de 30 peleas, 22 victorias (9 por KO y 2 por sumisión) y 8 derrotas con la de este fin de semana (de sus últimos 3 combates ha salido derrotado).