El Clásico Santafesino tendrá un estreno el próximo domingo 2 de septiembre en el estadio Brigadier López. El platense Fernando Rapallini tendrá el control de las acciones del tradicional enfrentamiento por primera vez en su trayectoria.

Este miércoles charló en La Primera de Sol (FM 91.5) y en el inicio reconoció: "Me avisó un amigo que salió mi designación en un portal de AFA. Muy contento, sabía que estaba en ese emparejamiento y es un partido muy lindo".

El cuarto árbitro será ni más ni menos que el mundialista Néstor Pitana, a lo que el juez expresó: "Lo hablaba ayer que es como tener a Messi en el banco, incrementa la responsabilidad, es un orgullo muy grande haber estado en el sorteo del partido junto a Néstor que viene de hacer un gran Mundial, vamos a estar con las espaldas bien cubiertas. Además jugar con asistentes como Juan y Hernán, con quienes tuve partidos en Copa Libertadores y tienen muy aceitado el mecanismo, es un respaldo muy grande".

Cuando le tocó meterse de lleno en el análisis preliminar del Clásico, el mismo Rapallini enfatizó: "Nosotros cuando hacemos la planificación sabemos quiénes protestan más, quién tiene sensibilidad en el área, cuáles pueden ser las parejas de conflicto, qué jugador tiene una particular historia con el club".

El colegiado afirmó que "en el fútbol argentino es complicado dirigir, está el que quiere simular una situación y lo hace muy bien, practican los roces y las tiradas para caer sobre los arqueros, es muy difícil ese tipo de situaciones porque quedás atrapado en la disyuntiva justicia-injusticia, el jugador argentino es más mañero o reacio a las sanciones, cuando tomamos decisiones en que los jugadores quedan expuestos, el hincha o el periodista se pueden dar cuenta de lo que está sucediendo".

Si bien su recorrido internacional le permite conocer y pitar a todo tipo de futbolistas del cono sur de América, Rapallini no evitó expresar: "Me llama la atención cómo jugadores argentinos que los dirigís afuera cambian porque están afuera, te encontrás con equis jugador en México y nos dicen si abrís la boca acá te amonestan, te dicen que se dirige de otra manera, ellos se adaptan, no sé si está bien o mal, es muy notorio en líneas generales, es más protestón, aunque debo decir que tengo muy buena relación con grandísima parte de los jugadores, son laburantes, defienden los colores, tenemos que tratar de llevarnos lo mejor posible, si los 11 de un lado y otro colaboran, el espectáculo se desarrollará de la mejor manera y se va a simplificar nuestro trabajo".

LEER MÁS: El Clásico Santafesino ya tiene árbitro designado

En otro tramo de la charla hizo mención a la utilización del VAR, por el que viajará a Paraguay la semana entrante para participar de una capacitación. Al respecto acotó: "Si un árbitro está dirigienco con la tecnología de soporte, tiene la libertad de cobrar lo que veo, si hay un error flagrante el VAR me llamará y me dirá cobraste penal y no fue, ahí sí se corrige la jugada, si le pega con la mano pegada al cuerpo, jugada gris que puede interpretarse, jugadas claras y objetivas, no es para ir a revisar permanentemente las jugadas".

Antes de las despedida, además de abogar por un buen partido, Rapallini dijo: "Si los jugadores quieren soy de dejar jugar y acompañar cuando ellos quieren, la normalidad por sobre la continuidad, ojalá que salga todo bien, estoy con muchas expectativas, siempre es muy pasional la gente de Colón y Unión, es parecido al de La Plata, se paraliza la ciudad toda la semana, me tocó el de Rosario, son experiencias hermosas, qué bueno que puedo estar acá, es toda la semana previa y pos de cargadas, respirarlo en cada bar y en cada rincón".