Laura Zulián

zulian.laura@diariouno.net.ar

Datos sueltos por acá, otro poco de información por allá. Una joven que se atendió en un centro de salud y que luego fue a un hospital, pero los médicos de este segundo lugar nunca supieron que estuvo en el primero. Para poder capitalizar todos los datos de los ciudadanos que pasan por los distintos efectores sanitarios el Ministerio de Salud planea adquirir un sistema informático que sirva para recolectarlos y organizarlos en un sólo sitio.

La cartera que tiene a su cargo manejar y administrar nada menos que la salud de los mendocinos está a punto de cerrar un acuerdo con Tucumán para traer a Mendoza el sistema informático que usan allá y aplicarlo en estas tierras. ¿Qué significa esto? Que de concretarse la posibilidad, en el 2015 todos los centros de salud y hospitales pasarán a manejar la información en un solo y único sistema.

Alejandro Aznar, subsecretario de Planificación de Salud, contó que esperan cerrar el acuerdo con Tucumán en setiembre, momento para el que también podría llegar a Mendoza un financiamiento de unos $12.000.000 provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo, que financiará la implementación del sistema con todo lo que implica, desde la compra de computadoras e instalación de redes hasta la capacitación del personal.

Hasta ahora, cada hospital y cada centro de salud maneja su información de forma independiente, y con sistemas heterogéneos que pueden ir desde una tabla de Excel hasta anotaciones en un cuaderno. Sí, notas en un cuaderno.

La idea de traer el sistema de Tucumán surgió, según Aznar, a raíz de la experiencia que realizó allí el ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, cuando cumplía ese rol en aquella provincia. Los tucumanos desarrollaron un único sistema informático cuya experiencia ha sido, de acuerdo con el equipo que viajó para conocerlo, muy exitosa. Así, observaron los profesionales de la salud que viajaron para conocerlo, los ciudadanos, tras más de tres años de funcionamiento, ya lograron interiorizarse del funcionamiento del sistema.

“Desarrollar uno propio llevaría como mínimo dos años de trabajo para luego ponerlo en funcionamiento. Pero, al traerlo, vamos a acortar mucho más los tiempos, y ya tenemos pruebas de que funciona”, dijo el subsecretario, que calculó que coordinar los datos de Mendoza demandará al menos un año, por lo que podría estar activo a principios de 2015.

Aznar dijo que, aunque geográficamente Tucumán sea menor que Mendoza, tiene alrededor la misma cantidad de centros de salud y hospitales. “No es algo que podamos implementar de un día para el otro en los 23 hospitales y en los 350 centros de salud. Tenemos que definir un cronograma en el cual le daremos prioridad a los más urgentes”, advirtió.

¿Para qué servirá?

La pregunta es, entonces, para qué le servirá al Estado y a cada mendocino tener la información en un solo lugar. ¿Le hará más corta la espera a aquel paciente que para pedir un turno hace largas colas bajo las inclemencias del tiempo? ¿Podrá el Estado hacer más eficientes los recursos al manejar esta información? Según Aznar, que la provincia concrete la implementación de un único sistema informático servirá, en principio, para anticiparse y realizar políticas preventivas.

“Por el lado del Estado, la posibilidad de tener desde el Ministerio de Salud un único sistema en toda la red de efectores va a servir para poder avanzar en una nominalización de todos los ciudadanos que nos permita tener información del lugar donde se atendieron, y tener una historia clínica electrónica de todos, no importa si se atiende en un centro de salud o en un hospital”, explicó Aznar. Esto quiere decir que la provincia pasaría a tener una nómina de todas las personas que se atendieron, cuándo y dónde –sin tener acceso, por supuesto, a la historia clínica, cuya información es privada– y una ficha electrónica.

Los pacientes serían identificados con su número de documento. Así cada uno llegaría al centro de salud o al hospital, y el médico podrá saber si esa persona estuvo antes en otro efector y por qué estuvo allí, lo que le permitirá manejar datos más certeros y adecuados. En cuanto al sistema de turnos por teléfonos 0800, Aznar dijo que la demora en la ampliación de la red se debe a que muchos hospitales no tienen un sistema a través de la web.

De aplicarse el nuevo formato a todos los efectores, se podrá hacer “un buen uso de la red de complejidad creciente. Que la gente no crea que sólo al ir Notti la va a poder atender un pediatra, sino que quizás cuando llame haya un médico en el centro de salud de su barrio, y pueda ir ahí”, comentó.