Carlos Caporozzi, padre de la  beba que estuvo desaparecida durante varias horas en la localidad  bonaerense de Arrecifes, aseguró que "nunca le haría nada malo" a  una de sus hijas, después de haber sido imputado por el hecho y  quedar detenido.

Así lo indicó el abogado Darío Izquierdo, abogado de la  familia, que lo patrocinó mientras fue indagado anoche por la  fiscal Sandra Bicetti, que lo imputó por los delitos de "falsa  denuncia", "abandono de persona" y "privación ilegítima de la  libertad".

"Me dijo que que nunca le haría nada malo a una de sus hijas y  durante la declaración se manifestó inocente de todos los cargos", explicó Izquierdo, quien aseguró que los testimonios recogidos lo ubican como "un padre ejemplar".

Además, sostuvo que Caporossi tendrá oportunamente de ampliar  su indagatoria en las próximas horas ante la fiscal, en sede  judicial de la ciudad de San Nicolás.

El letrado, que señaló que el padre de Francesca aún no  confirmó si va a querer que lo siga patrocinando.  Izquierdo, en diálogo con la radio local LVA, sostuvo que, entre los elementos que hay en el expediente, no existen testimonios que "ubiquen a Carlos con la nena".

Dijo además que los delitos que se le imputan son graves,  especialmente el de "privación ilegítima de la libertad".  Carlos Caporossi permanecía detenido desde el martes, poco  después que Francesca, tras haber desaparecida durante más de  nueve horas, fue encontrada en una propiedad de su familia, a  cinco cuadras de su casa, tras un intenso rastrillaje en el que el colorario estuvo a cargo de "Chester", un perro  especialmente  entrenado.

Izquierdo aseguró que la intención de la familia es que se  esclarezcan las circunstancias en las que desapareció la nena. El abogado aseguró que en el expediente no constan problemas en el seno de la pareja, ni tampoco sospechas sobre terceras personas conocidas.

Mientras trascendían informaciones sobre problemas económicos y adicción al juego por parte del detenido, un ex suegro aseguró que lo estafó en cuatro millones de pesos.  Modesto Folguera, en diálogo con Radio 10, dijo que lo puso en  calidad de contador al frente de la empresa cerealera en 2001 y en la misma se registró una pérdida millonaria. 

"No sé qué hizo con tanto dinero. Él estaba al mando con el  contador y la quebró en el 2001. Me debe algo de 4 millones de  pesos", dijo al respecto.

"Hizo un mal manejo cuando lo puse al mando de la planta de  silos de la cerealera que teníamos", añadió. 

Fuente: NA