Para desligarse de la masacre, Martínez dio cuatro hipótesis

Durante su declaración indagatoria, el imputado Osvaldo Martínez sugirió otras cuatro hipótesis del cuádruple crimen. Osvaldo Martínez mencionó a dos ex parejas de su novia asesinada, entre ellos el padre de la nena, a un primo esquizofrénico y a un tío.

Jueves 01 de Diciembre de 2011

Durante su declaración indagatoria, el imputado Osvaldo Martínez sugirió otras cuatro hipótesis del cuádruple crimen. Si bien el fiscal Álvaro Garganta dijo que por el momento no se “descarta nada”, la principal línea de investigación sigue siendo la que tiene a Martínez como único sospechoso.

El lunes, el acusado fue indagado durante cuatro horas por Garganta en la Fiscalía de La Plata y ayer circuló el contenido de las once fojas de su declaración. Las cuatro hipótesis alternativas al cuádruple crimen están relacionadas con familiares de las víctimas o ex parejas de Bárbara Santos:

-Mencionó a un ex novio de la joven apodado “Yeti”, con el que ella se habría peleado cuando salían juntos y que él habría resultado lastimado.

-Dijo que Bárbara tenía algunos cruces con Daniel Galle, el padre de su hija Micaela, por la cuota alimentaria y que pensaba hacerle o retomar un juicio en su contra.

-También deslizó que la familia de su novia tenía problemas económicos y que su suegra, Susana de Barttole, estaba enfrentada con el marido de una de sus hermanas que había fallecido. El eje de esa presunta pelea sería la sucesión de unos terrenos.

-Comentó además que Bárbara le tenía miedo a un primo de nombre Diego, que padecería esquizofrenia, y que últimamente no estaba tomando su medicación.

Además de sugerir posibles móviles y otros sospechosos, Martínez aportó detalles de lo que hizo desde la madrugada del sábado hasta que lo detuvieron el domingo al mediodía. Pero, como anticipó Tiempo Argentino en su edición del lunes, no pudo dar ninguna coartada.

Comenzó su relato diciendo que el viernes a la noche estuvo con Bárbara en el departamento en el que ella vivía junto a su madre y su hija Micaela, en el PH de la calle 28 al 400; que jugó un juego de mesa con la nena y que luego, ya en la madrugada del sábado, se fue con su novia a su casa de Melchor Romero, donde tuvieron relaciones sexuales.

Siempre según su relato, el sábado a la tarde cruzó algunos llamados y mensajes con la chica en los que hablaron de un regalo que tenían que comprarle a una sobrina suya. El imputado dijo que a las 17 salió de su vivienda y que a las 21 fue a una “casa de citas” donde una prostituta le practicó sexo oral. “Allí estuve 15 o 20 minutos y después me fui a mi casa.”

Relató también que cuando llegó a su domicilio recibió un mensaje de texto de Bárbara y que él respondió con un llamado a las 22:15.

Luego, contó, se puso a ver la película Agente Salt, con Angelina Jolie, por el canal HBO Plus, y se quedó dormido. Agregó que se despertó a la 1:30 de la madrugada del domingo y que le mando un mensaje de texto a Bárbara, pero ella no le respondió.

Con respecto a su relación con su novia negó haberla agredido o tomado del cuello tal como declararon algunos testigos. Admitió que habían discutido luego de una fiesta a la que ella había ido porque a él le dio celos que volviera con un compañero de trabajo.

Martínez también aseguró que a Marisol Pereyra, la cuarta víctima, no la conocía.

¿Te gustó la nota?