El Senado provincial dio sanción definitiva en la sesión de este jueves a modificaciones en el Código de Faltas y ahora los jóvenes de 16 años podrán ser imputados, aunque no podrán tener pena de arresto.

"Es otro avance para seguir mejorando la administración de justicia en Santa Fe", celebró el diputado Rubén Galassi, jefe del bloque del Partido Socialista y uno de los artífices de los consensos que llevaron a la media sanción en junio pasado.

"A partir de esta herramienta, quienes cometan faltas en la provincia podrán ser juzgados de una manera más efectiva, lo que evita la impunidad. Y eso en definitiva coadyuva a la convivencia dentro de la comunidad, al entendimiento social, a disminuir los niveles de violencia", consideró el legislador

Destacó el diálogo político e institucional entre diputados y senadores, con representantes de los Ministerios de Justicia y Derechos Humanos y de Seguridad del Poder Ejecutivo, y con fiscales del Ministerio Público de la Acusación para que la ley pueda ser aprobada

"El objetivo es que el Estado pueda dar una respuesta acorde a cada situación y a cada conflicto, por pequeño que parezca, lo que redunda en una seguridad pública de mayor calidad para todos", insistió Galassi.

"Tampoco puede soslayarse la cuestión de la modernización y constitucionalización del procedimiento", puntualizó el diputado socialista. "El sistema de faltas de la provincia había sido declarado inconstitucional por no dividir las competencias entre un fiscal que investiga y un juez que resuelve, como sí sucede con el modelo acusatorio del Código Procesal Penal, el cual rige para los delitos desde febrero de 2014. Por eso decimos que seguimos en un proceso sostenido para mejorar la administración de Justicia en Santa Fe", explicó.

En ese sentido, Galassi detalló que el flamante Código incorpora la figura del acusador público, "en un paso más para la transformación del sistema punitivo en Santa Fe, a lo que deberá sumarse la sanción de un nuevo Código Procesal Penal Juvenil".

El diputado socialista recordó que "hemos actualizado contravenciones, por ejemplo incorporando el acoso sexual en la relación académica y no solo laboral. Hay además un artículo referido el acoso sexual callejero. Se agregó al catálogo de penas existentes la reparación del daño causado y/o el trabajo comunitario, mientras que se otorga mayor participación a la víctima aun sin el patrocinio de un abogado".

"Una innovación que recoge el texto es la introducción de alternativas para la resolución de los conflictos, en procura de dar una rápida respuesta al damnificado, entre ellas la conciliación y la mediación. Si se arriba a un acuerdo, se homologa y se cumple, la consecuencia es la extinción de la acción contravencional", apuntó.

"Aspiramos a la construcción de una sociedad con mejor convivencia y esta sanción nos encuentra dando otro paso firme en esa dirección", finalizó el diputado socialista.