Santa Fe

Para los comerciantes, el acuerdo paritario de 20% "es razonable"

Así lo manifestaron desde el Centro Comercial de Santa Fe. En tanto, desde Fececo sostienen que la situación del comercio no mejora. Para el Cuec se logró cerrar un buen convenio

Viernes 24 de Marzo de 2017

El jueves pasado, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), Osvaldo Cornide, junto al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, el titular de FAECyS (Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios), Armando Cavalieri, y el presidente de la CAC (Cámara Argentina de Comercio), Jorge Di Fiori, firmaron un acuerdo paritario mercantil que estipula un aumento del 20%.

El mismo se efectivizará con un 10% no remunerativo a partir de abril y el 10% restante remunerativo desde julio próximo, y contempla además una cláusula gatillo de revisión en octubre de este año y en enero de 2018 en caso de que la inflación supere el porcentaje firmado.

"Está la cláusula gatillo que nos garantiza que en octubre nos volvemos a juntar" - Edgardo Coria, Centro Unión Empleados de Comercio

Consultados al respecto desde el Centro Unión Empleados de Comercio de Santa Fe, el secretario gremial de la entidad, Edgardo Coria manifestó satisfacción porque se logró cerrar un buen acuerdo, y lo comparó con el que se acordó en 2016.

"Lo vemos con buenos ojos al aumento, ya que el año pasado tuvimos un aumento prácticamente del 42%, y este año también está la cláusula gatillo que nos garantiza que en octubre nos volvemos a juntar", explicó.

Según el sindicalista, haber acordado el año pasado un porcentaje que implicaba volver a negociar si la inflación superaba lo previsto, "dio un buen resultado" y este año "esto se vuelve a repetir".

"No solamente eso, también las partes acordaron que además de octubre, en enero se volvían a juntar para evaluar el aumento inflacionario. Eso es importantísimo aclarar", agregó.

En tanto, el presidente del Centro Comercial de Santa Fe, Norberto Raselli, calificó el acuerdo como "razonable", y dijo que el incremento era previsible, aunque admitió que algunos comercios tendrán dificultades para abonarlo porque las ventas siguen caídas, producto de la inflación, la recesión, y la falta de competitividad del sector.

"La recomposición salarial es un hecho que se debe contemplar, y dentro de lo que se ha pautado, es algo que está bien" - Norberto Raselli, Centro Comercial.

"No podemos ignorar que esto estaba previsto. Por otra parte tenemos que señalar que la recomposición salarial es un hecho que se debe contemplar, y dentro de lo que se ha pautado, es algo que está bien. Esperemos que las ventas mejoren para poder pagarlo", reflejó a UNO.

En esa línea destacó que el poder adquisitivo de los trabajadores debe recomponerse para que pueda aportar al consumo, que desde hace más de un año se encuentra retraído, y puntualmente respecto a la pérdida de competitividad, se mostró preocupado por lo que ocurre en algunas provincias argentinas.

"Estamos viendo la pérdida de puestos de trabajo en las zonas de frontera como Mendoza, Misiones, Formosa, Misiones, donde hay vecinos que están teniendo precios más competitivos y eso influye", planteó.

En tanto, Adrián Schuck, presidente de la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe, más allá de reconocer que el aumento salarial "es lo que corresponde", expresó preocupación por el costo laboral, que no incluye solamente los haberes de los trabajadores, sino también "la parte impositiva".

"Hoy un empleado va a pasar a costar 350.000 pesos en el año. Esto es realmente complicado, y nosotros somos uno de los únicos sectores que siguen bancando a los empleados, porque los consideramos como un capital propio, y son prácticamente familia", señaló.

"Es lo que corresponde, aunque hoy tenemos bajas ventas y no se reactiva el consumo" - Adrian Schuck, Fececo.

En ese sentido, sostuvo que los altos costos que deben afrontar los mercantiles "atentan directamente contra la rentabilidad del comercio",

"Hoy tenemos bajas ventas, no se reactiva el consumo, y los bancos que cobran arriba del 40% anual, y eso es un combo que complica", puntualizó.

"A esto también hay que sumar los aumentos de tarifas, y todo esto más la bajante en las ventas, hace que algunos negocios ya empiecen a ver si siguen o no, porque no tienen rentabilidad y se la están bancando hoy esperando que el mercado reaccione con préstamos y endeudamiento", finalizó.

Las ventas siguen la tendencia negativa de 2016

Según Came, el primer bimestre de 2017 acumula una baja de ventas promedio anual de 3,3%, y en la comparación interanual todos los rubros tuvieron descensos.

En diálogo con Diario UNO, el presidente del Centro Comercial de Santa Fe, Norberto Raselli, manifestó que la tendencia de ventas de los primeros dos meses del año es similar a la del año pasado, donde la caída en el consumo se sintió fuerte para el sector mercantil.

"Podemos hablar de una continuidad, nosotros estamos haciendo una evaluación propia de la ciudad de Santa Fe y seguramente en la próxima semana vamos a tener los números, pero no ha cambiado la tendencia, estamos más o menos en la misma línea, donde las ventas vienen decreciendo", contó.

En la misma línea, Adrián Schuck, presidente de la Federación de Centros Comerciales de Santa Fe, manifestó que "el año arrancó con caída en las ventas como 2016".

"Es decir, 4%, 5%, y hasta 8% abajo, dependiendo del rubro. Siempre comparando las ventas con respecto al año anterior, pero lo que pasa es que el año pasado también venían bajando", explicó el mercantil.

¿Te gustó la nota?