Policiales
Miércoles 07 de Marzo de 2018

Persiguieron y atraparon a una banda con armas y balas de guerra

Ayer, en barrio La Granada, otrora cuartel general de Los Monos, en Rosario, decenas de policías descubrieron la presencia de varios muchachos que huyeron ante la presencia de los uniformados.

Ayer, después de las 19, en operaciones de prevención activa con acceso a barrios de patrulleros, al llegar a San Martín y Platón en el barrio La Granada en el extremo sur de la ciudad de Rosario, los efectivos observaron a un grupo de muchachos que ante su presencia comenzaron a correr en distintas direcciones. Los vecinos de la zona, que supo ser el cuartel general de la banda de narcotraficantes conocida como Los Monos, observaron el despliegue policial con sirenas y balizas encendidas.


Chorro2.jpg


Los uniformados que se concentraron en la persecución los rodearon, y arrestaron, a pesar de la violenta resistencia de los maleantes, ante la atenta mirada de los residentes del lugar. Les incautaron un maletín plástico con una pistola marca Taurus calibre 11.25 o 45, (arma de guerra), con una bala en la recámara y el cargador con 10 balas, en óptimas condiciones de funcionamiento; 15 cartuchos con munición de plomo calibre 12.70 (cartucho de arma de guerra); un chaleco antibalas portaelementos con la inscripción DDI –Dirección de Investigaciones, perteneciente a la Policía de Buenos Aires–; un cinto para correaje de uso exclusivo de la fuerza de seguridad; una caja completa de 50 balas calibre 45 (también son de guerra); una máscara antigás; siete teléfonos celulares; dos motocicletas y un automóvil Peugeot 206.

chorro6.jpg


Identificados
El quinteto fue identificados como J. H. L. de 22 quien llevaba la caja con el arma de guerra y las balas, L. E. G. de 24, al que le incautaron el chaleco portaelementos con los cartuchos de guerra, G. E. A. de 21, F. G. I. de 18 y J. T. C. de 23; a los que luego de la redacción del acta de procedimiento con la presencia de testigos, los trasladaron y alojaron en una comisaría ubicada en el suroeste rosarino.



Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional II Rosario, y al fiscal en turno del Flagrancia que ordenó que los cinco detenidos queden privados de su libertad, que sean identificados, y que se les forme causa por los delitos de "portación indebida de arma y munición de guerra, además de atentado y resistencia a la autoridad".