Judiciales
Domingo 24 de Junio de 2018

Piden 10 años de prisión para dos policías por privar de la libertad y robarle a un remisero

Los dos acusados cometieron los delitos utilizando el uniforme, las armas reglamentarias y a bordo de móviles policiales. Los hechos ocurrieron en 2014.

Los fiscales Ezequiel Hernández y Milagros Parodi solicitaron 10 años de prisión para dos policías acusados de privar de la libertad, amenazar y robar a un remisero de la ciudad de Santa Fe en 2014. Así lo manifestaron los funcionarios en la audiencia preliminar realizada en los tribunales de la capital provincial ante el juez, Jorge Patrizi.

Los acusados son D. R. M. de 30 años y J. A. O. de 34. Ambos fueron imputados como autores de los delitos de robo calificado (por la utilización de armas de fuego y por ser miembros integrantes de la fuerza policial) en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad por abuso funcional y amenazas coactivas agravadas (por ser funcionarios públicos)

Los hechos
Los ilícitos fueron cometidos el lunes 4 de agosto de 2014. "Alrededor de las 20.45, los dos imputados detuvieron la marcha de un hombre que manejaba un automóvil Renault 12 que era utilizado como remís. Lo hicieron en la intersección de la avenida Presidente Perón y Padre Catena", recordó Parodi en la audiencia. "Tenían puesto el uniforme de policía, portaban sus armas reglamentarias y se desplazaban en el móvil policial número 5.897", agregó.

"Luego de requisarle el vehículo a la víctima, lo privaron de la libertad ilegítimanente", manifestó Hernández. "Uno de los imputados se subió al auto en la parte trasera, le apuntó a la cabeza con el arma reglamentaria, lo amenazó con matarlo si intentaba fugarse y lo obligó a que siguiera al móvil policial que era conducido por el otro imputado", sostuvo el fiscal.

Los investigadores indicaron el recorrido que le hicieron seguir al remisero: "debió retomar la Avenida Perón hacia el sur hasta calle Santiago del Estero, donde le indicaron que doblara hacia el oeste alrededor de 150 metros". También detallaron que "todo el desplazamiento por las calles de la ciudad está filmado por las cámaras del 911 y por las de la Municipalidad. En el registro se puede ver al patrullero seguido de cerca por el vehículo utilizado como remís".

"Cuando llegó a Santiago del Estero entre San Juan y San José, le ordenaron que detuviera la marcha, lo obligaron a bajar del auto, lo atacaron con golpes de puño y patadas y le sustrajeron 2.100 pesos, un revólver calibre 22, un matafuego, un autoestéreo marca Sony y luego escaparon del lugar a bordo del móvil policial", concluyeron los fiscales.