El jueves, antes de las 23, hubo disparos de arma de fuego en inmediaciones al Hotel de Campo del Club Atlético Colón y del barrio El Pinar, kilómetros 152 a 153 de la autopista Santa Fe-Rosario, cardinal norte de la ciudad de Santo Tomé. La situación fue denunciada por los aterrorizados vecinos a los oficiales y suboficiales de Gendarmería Nacional Argentina que patrullaban ese sector.

Los gendarmes ejecutaron intensos patrullajes a los que se les sumó otro patrullero de Gendarmería hasta que, finalmente, lograron hallar entre unos arbustos a dos desconocidos. A uno de ellos le secuestraron una escopeta marca Diana sin calibre visible e identificaron a su portador como S.N., de 30 años, y el otro muchacho identificado resultó ser un adolescente de 17, que tenía una escopeta calibre 12 con 15 cartuchos marca Orbea. Ambas armas de fuego presentaban sus respectivos mecanismos en óptimas condiciones de uso y de funcionamiento, y con un muy evidente olor a pólvora.

Los oficiales y suboficiales de Gendarmería Nacional Argentina los aprehendieron, les secuestraron las dos armas de fuego y los cartuchos -el acta de procedimiento fue hecha en presencia de testigos- y finalmente los trasladaron hasta la Subcomisaría 15ª de la ciudad de Santo Tomé.

Delitos imputados

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a las jefaturas de la Región VIII de Gendarmería Nacional Argentina y de la Unidad Regional I La Capital de la Policía, en el marco del Operativo Capital. Estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó respecto del hombre mayor aprehendido, que continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil".

Respecto del adolescente de 17 años, fue informada la magistratura de menores en turno de la capital santafesina, que ordenó que continuara privado de su libertad, que sea identificado y posteriormente alojado en el Grupo de Asuntos Juveniles de la Policía capitalina, y que se le forme causa como presunto autor del delito de "portación indebida de arma de fuego de uso civil".