Policiales
Lunes 02 de Abril de 2018

A sangre fría: emboscaron a los dos a balazos, mataron al hijo y dejaron malherido al padre

Sucedió anoche en Amenábar y Rodríguez de Rosario. Dos asesinos en moto emboscaron a padre e hijo que volvían a su casa, y les dispararon a mansalva. Murió el hijo, Marcos Navarro de 23. Sobrevivió el padre, Martín Navarro de 42.

Ayer, antes de las 22, en el cruce de las calles Amenábar y Rodríguez adonde están ubicados edificios del Fonavi en la ciudad de Rosario, fueron emboscados y acribillados a balazos un hombre de 42 años y su hijo Marcos Navarro de 23, que falleció como consecuencia de los balazos que lo impactaron. Ambos quedaron tirados en el piso e inmóviles en medio de un profuso charco de sangre. Fueron socorridos en primera instancia por los vecinos de la populosa barriada. El padre, Martín Navarro de 42, fue rescatado y trasladado hasta el hospital de Emergencias Clemente Álvarez, adonde fue atendido por los médicos de la Emergentología, que contaron varios impactos de bala en su cuerpo, lo operaron y dejaron internados en la unidad de terapia intensiva en estado grave.



Denuncia
Los vecinos de la populosa barriada fueron los encargados de denunciar el grave hecho de sangre a la central de emergencias 911, y el lugar en cuestión de pocos minutos, se pobló de oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos, que preservaron la escena del crimen hasta la llegada del médico policial que constató la muerte de Marcos Navarro de 23 años, y posteriormente, los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI) realizaron los peritajes criminalísticos de rigor.



Testimonios
Los vecinos que viven en algunos departamentos de propiedad horizontal en los edificios Fonavi fueron los responsables, con suma discreción, de señalarles a los policías que padre e hijo fueron emboscados por dos desconocidos montados en una motocicleta que descargaron una verdadera lluvia de balazos sobre las dos víctimas, sin que éstas tengan ninguna oportunidad de defenderse. No hubo detenidos relacionados con el crimen de Navarro hijo y la tentativa de homicidio de Navarro padre.



Órdenes del fiscal Bianchini
Informaron sobre la ocurrencia del asesinato y la tentativa de homicidio de los Navarro, a las Jefaturas de la Unidad Regional 2 Rosario y de la Policía de Investigaciones (PDI), ambas de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Ademar Bianchini, que estuvo presente en el lugar del ataque criminal, y que ordenó que el cadáver fuera llevado al Instituto Médico Legal de la ciudad de Rosario para la realización de la necropsia, y exigió los informes sobre los resultados de los peritajes criminalísticos obtenidos en la escena del crimen, además de revisar las cámaras de videovigilancia dispuestas en el sector para tratar de descubrir la identidad de los dos asesinos.