Policiales

Allanaron por un caso de abuso sexual y encontraron un bingo clandestino

El operativo ocurrió por la imputación y detención de un policía que era jefe de un destacamento del norte provincial por varios casos de abuso sexual

Viernes 05 de Noviembre de 2021

Este jueves, en el marco de una investigación por una causa de abuso sexual a cargo del fiscal Juan Marichal, la Agencia de Investigación Criminal dependiente del Ministerio de Seguridad Provincial allanó una despensa de la ciudad de Avellaneda ubicada en Calle al 400 al norte de Ruta Provincial, Paraje de Moussy.

Allí los policías notificaron a B. A. S. de 25 años de edad por la causa que se investiga y secuestraron 46 anotaciones de tipo apuestas de quiniela, seis tiques de jugadas de quiniela oficial, un block de hojas en blanco, once recortes de papel con anotaciones de tipo listas de sorteros de quiniela, una tabla con cuatro recortes de hojas, con inscripciones similares a las utilizadas para anotaciones de listas, 24 block-talonarios, abrochados con anotaciones impresas "bingo virtual", una calculadora, tres biromes y un celular.

Policía abusador

La investigación se dio en relación a una causa de abuso en la que fue detenido un policía, Maximiliano Ariel Flores de 39 años, el pasado 31 de agosto de 2021. De acuerdo a información de los portales locales Reconquista Hoy y Avellaneda 24, en la audiencia imputativa de medida cautelar se le atribuyeron siete delitos, entre ellos, abusos sexuales doblemente agravados, corrupción de menores, y cobra de coimas a comercios de la localidad. En concreto el policía invitaba a las menores dentro del destacamento policial de Moussy y allí abusaba de ellas.

El caso se judicializó por la denuncia que radicó un padre, el viernes 3 de septiembre de 2021, al escuchar que dos menores de 15 años habían ingresado al Destacamento Policial, invitadas "para tomar algo y para pasar un momento agradable", lo que terminó en abusos sexuales con tocamientos, provocados por el suboficial Maximiliano Flores.

Posteriormente, al escuchar que el suboficial Flores estaba detenido, una mujer de 49 años, denunció que ella también había sido víctima de un abuso sexual de parte de ese funcionario, quien también la había manoseado en oportunidad de haberla invitado para traerla desde Moussy hacia Reconquista, pero desvió el camino y abusó de ella.

Flores tiene 39 años, es oriundo de Calchaquí y actualmente vivía en el Barrio 72 Viviendas de Reconquista, mientras se desempeñaba como jefe del Destacamento de Moussy. También trabajó como policía en Reconquista, donde alguna vez fue denunciado por apremios ilegales contra una persona en el Complejo Cultural y Recreativo La Estación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario