Policiales
Domingo 19 de Noviembre de 2017

Amenazó y disparó dentro de un colectivo y terminó preso

Sucedió ayer a las 15,20, cuando un delincuente identificado como L. J. M. de 21 años, fue perseguido y aprehendido en el techo de una vivienda, tras huir del ómnibus.

Ayer, a las 15.20, en adyacencias a la esquina que forman las calles Paraguay y pasaje Cuzco de la ciudad de Rosario, terminaron las correrías de un delincuente que fue apresado cuando intentó escaparse de los oficiales y suboficiales del Comando Radioeléctrico.

Minutos antes, en Italia y Deán Funes, el ladrón se subió al interno 102 de la línea de colectivo 112, sacó un arma de fuego, amenazó a los pasajeros y les robó sus teléfonos celulares y a uno de ellos su billetera, rematando la faena criminal con un disparo que atravesó el techo del colectivo. Chofer y pasajeros quedaron completamente aterrorizados.

Un peatón que caminaba por la zona y que escuchó el disparo, también vio al delincuente escapar con un arma de fuego en su mano derecha. Entonces sacó su teléfono celular y denunció el suceso ante el operador de la central de emergencias 911.

Luego, el alerta del 911 fue para todos los oficiales y suboficiales del Comando Radioeléctrico que patrullaban el sector y así fue como llegaron 10 policías en cinco patrulleros, rodearon un vasto sector de manzanas, hasta el superior de servicio de la agrupación Cuerpos, logró divisar la presencia del ladrón que había arrojado el arma de fuego a una vereda, y buscó escapar subiéndose al techo de una vivienda de Paraguay y pasaje Cuzco, adonde fue perseguido y aprehendido. Los policías secuestraron una pistola calibre 22, que fue la usada por el delincuente en la ejecución de su faena criminal.

El delincuente aprehendido ante la mirada estupefacta de los vecinos del barrio, fue identificado como L. J. M. de 21 años, a pesar de inicialmente falsear su identidad, fue reconocido por uno de los policías, y luego con la certidumbre de sus nombres y apellido, surgió que cuenta con pedido de captura activo a requerimiento del juez de primera instancia López Quintana. Finalmente fue alojado en un calabozo de la Comisaría 15° del barrio Matheu de la ciudad de Rosario.

Informaron sobre el resultado del trabajo desplegado por oficiales y suboficiales del Comando Radioeléctrico rosarino a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe y al fiscal de Flagrancia en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que el delincuente aprehendido continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor de los delitos de "robo calificado y portación indebida de arma de fuego de uso civil"