En la madrugada de hoy, exactamente a la 1.20, la central 911 recibió un alerta por un nuevo vehículo quemado. Esta vez fue en la intersección de Obispo Boneo e Ignacio Crespo, jurisdicción del barrio Las Lomitas.

Se trató de un Ford, modelo Sierra, que estaba estacionado en la puerta de un taller mecánico a la espera de ser reparado. Intervino personal policial y del cuerpo de bomberos jurisdicción zona norte.

Con este episodio, suman 110 los coches prendidos fuego en lo que va de 2017; y 394 si se contabilizan desde 2015, cuando comenzó a registrarse este tipo de siniestros.