Policiales

Apelarán el fallo por los detenidos por el caso María Marta García Belsunce

Los abogados de los familiares y allegados detenidos el viernes pasado por el crimen, pedirán la excarcelación.

Lunes 07 de Noviembre de 2011

Los abogados de los cinco condenados el viernes por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce, la socióloga asesinada en 2002 en su casa de un country del partido bonaerense de Pilar, pedirán este lunes su excarcelación a través de recurso de habeas corpus.

"Se hace esta presentación porque es la única vía para lograr la libertad en este momento. Más adelante se apelará el fallo condenatorio", explicó a Télam Marcelo Riera, abogado de John Hurtig (46), hermanastro de la víctima.

El letrado precisó que el habeas corpus lo presentarán ante la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de San Isidro y que si bien estos jueces no tienen un plazo para aceptarlo o no es un recurso que se trata "de la manera más urgente posible".

Mientras tanto, el hermanastro Hurtig y el médico Gauvry Gordon pasaron el fin de semana alojados en un mismo calabozo de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro junto al cuñado de la víctima; Guillermo Bártoli (49), el hermano Horacio García Belsunce (h) (62); y el vecino Sergio Binello (58). Permanecen separados del resto de los detenidos y sus familiares y abogados se acercaron para llevarles ropa, comida y remedios.

El viernes pesado, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro condenó a Bártoli a cinco años de cárcel, a García Belsunce (h.) a cuatro años, a Hurtig a tres años y seis meses, a Binello a tres años, y a Gauvry Gordon a tres años, como autores del "encubrimiento agravado" del homicidio de María Marta. En el mismo fallo, el tribunal ordenó la inmediata detención de los cinco condenados.

Lo mismo había ocurrido en julio de 2007, cuando el viudo Carlos Carrascosa fue condenado por el TOC 6 a cinco años y medio de cárcel por el encubrimiento del crimen y quedó preso en el momento de conocerse el fallo. Sin embargo, en ese caso, la Sala I de la Cámara sanisidrense le concedió la excarcelación a los 35 días al entender que no había peligro de fuga y tras fijar una caución de 100.000 pesos. De todos modos, casi dos años después, el Tribunal de Casación bonaerense revocó el fallo y lo sentenció a prisión perpetua, la cual cumple hasta ahora en el penal de Campana. 

¿Te gustó la nota?