Este miércoles con las primeras luces del amanecer fueron ejecutados tres allanamientos en el barrio Villa Oculta, de la capital santafesina, en inmediaciones de la esquina de Padre Luis Quiroga y Jorge Luis Borges. Allí, fueron aprehendidos un hombre de 37 años, que fue identificado como L.H. y un joven llamado B.H., de 19, a los que se les secuestró una carabina calibre 22 recortada con cinco balas intactas y en buenas condiciones de funcionamiento, como también varios teléfonos celulares.

El trabajo fue ejecutado por los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) en el marco de una investigación criminal por el asesinato de un adolescente ocurrido el 24 de marzo de 2018 en las calles de esa populosa barriada santafesina. Vale recordar, que durante esa misma violenta madrugada, fue asesinado Juan Hernández, de 28 años, quien luego de ser baleado fue llevado por un vecino hasta el hospital José María Cullen. Cuando fue revisado por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico, éetos constataron que había ingresado fallecido.

Cinco semanas

Ese sábado a la mañana comenzó la investigación de la PDI, con entrevistas a los vecinos del barrio, que lentamente fueron atando cabos sobre uno y otro ataque criminal, hasta llegar a la mañana de este miércoles, cuando dos hombres aprehendidos aparecen involucrados directamente con el crimen del adolescente de 14 años Walter Cristian Salva.

El fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Jorge Nessier, deberá establecer ahora la fecha y hora para la celebración de la audiencia imputativa para los dos aprehendidos, sobre los que ordenó que continúen privados de su libertad, sean identificados y se les forme causa como presuntos autores del delito de "homicidio".