Este viernes cuando promediaba la mañana, fueron aprehendidos dos delincuentes de 23 y 33 años sobre los que se presume su responsabilidad criminal en un robo perpetrado en una vivienda de Necochea al 3700, de barrio Candioti Norte, el 11 de agosto pasado. En ese robo, los violentos ladrones dejaron maniatados a los integrantes de una familia y robaron juegos y accesorios de play station y accesorios por un valor de decenas de miles de pesos.

El trabajo investigativo fue realizado por pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) Región I y se trató de requisas domiciliarias y aprehensiones en la vía pública. Además fueron secuestrados dos automóviles, uno de ellos usado en el atraco y el otro estaba en pleno tránsito cuando se produjo la detención como así también elementos sustraídos.

Vistos y denunciados

El 11 de agosto dos mujeres fueron robadas por un trío de violentos delincuentes armados en una vivienda de Necochea al 3700 del barrio Candioti. Inmediatamente neutralizaron y maniataron a dos mujeres de 29 y 30 años. Acto seguido, robaron juegos de play station y accesorios por decenas de miles de pesos. Luego escaparon, siendo observados por un vecino del barrio cuando abandonaban la vivienda. Al enterarse el vecino del robo, suministró información respecto de la complexión física de los ladrones, su vestimenta y el tipo de auto y color con el que se escaparon hacia el cardinal norte.

La fiscal del MPA, Lucila Nuzzo, convocó a los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI), los que se hicieron cargo de la investigación y detectaron a dos de los integrantes de la banda de delincuentes. Además, pudieron constatar que ofrecían los juegos robados por internet.

En ese marco de actuación, durante la mañana de este viernes fueron ejecutadas cuatro requisas domiciliarias y con un arresto en la calle, fueron aprehendidos dos de los presuntos delincuentes que fueron identificados como C. A. C., de 23 años, y M. A. C., de 33. Les fueron secuestrados dos automóviles -un Ford Escort y un Peugeot 208-, como así también una cartuchera de poliamida con nueve cartuchos calibre 14; un pistolón calibre 32 con un cartucho en la recámara y en óptima condiciones de funcionamiento; tres cuchillos, una escopeta tumbera de fabricación casera; una picana manual, una netbook y una notebook. Hubo otros elementos secuestrados que presuponen los investigadores policiales que podrían ser de los botines de otros atracos hechos en la ciudad de Santa Fe, y que por estas horas son materia de investigación.

Informaron la novedad sobre el resultado del trabajo policial a la jefatura de la Policía de Investigaciones (PDI) y estos hicieron lo propio con la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Lucila Nuzzo, que ordenó que los dos delincuentes aprehendidos continuaran privados de su libertad, que sean identificados y que se les forme causa como presuntos autores del delito de "robo calificado".