Durante la tarde del viernes, en la zona de islas de Romang, en el departamento San Javier, fueron aprehendidos tres cuatreros de 31, 30 y 29 años, a los que les secuestraron casi 50 kilos de carne vacuna de un novillo robado, muerto con un tiro en la cabeza y posteriormente faenado clandestinamente. Además, fueron incautadas una escopeta calibre 16, una chaira, cuchillos y herramientas de faenamiento.

El procedimiento fue la consecuencia de la denuncia de un productor ganadero del departamento San Javier, que por aviso de un puestero en la zona de islas, escucharon un disparo de arma de fuego y presumieron que se trataba de cuatreros haciendo de las suyas en la zona. Una partida de la Guardia Rural Los Pumas de la Policía de Santa Fe fue en una embarcación hasta la zona y los sorprendieron con la carne faenada, la escopeta y los cartuchos. Los tres delincuentes aprehendidos fueron identificados como L.M.Z., de 31 años; J.M.L., de 30, y M.E., de 29.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la jefatura de la Guardia Rural Los Pumas, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la ciudad de San Javier, quien ordenó que los tres cuatreros apresados continuarán privados de su libertad, que sean identificados y se les forme causa como presuntos autores del delito de "abigeato agravado de ganado mayor".