Judiciales
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Arranca el juicio oral a Los Monos, un histórico proceso con 25 imputados

A la mayoría le endilgan asociación ilícita. Seis, además, responden por cinco asesinatos. Se espera el veredicto para mediados de abril

La investigación a la banda de Los Monos, la causa penal más relevante de los últimos años en la provincia, comenzará a debatirse en un juicio oral y público mañana a partir de las 9. Más de tres meses de audiencias, 25 imputados —al menos cinco de ellos considerados presos de "alto perfil"—, 280 testigos y 26 medios acreditados, todo bajo un despliegue inusual de seguridad, lo convertirán en el debate más trascendente que se conozca en la historia judicial santafesina, de larga tradición escrita. A partir de las 9, en una sala del nuevo Centro de Justicia Penal, un tribunal de tres jueces comenzará a analizar la imputación de asociación ilícita que pesa sobre los acusados y cinco homicidios ligados a la organización.


En el juicio se analizarán cuatro hechos distintos. El único que abarca a los 25 imputados es el que empieza mañana, que se refiere a la actuación de una asociación ilícita encabezada por dos miembros de la familia Cantero. Según la acusación de los distintos jueces y fiscales que investigaron el caso, este grupo tenía como propósito provocar delitos indeterminados como homicidios, extorsiones, balaceras, amenazas y usurpaciones con el objetivo de usufructuar un territorio liberado, con la principal finalidad de hacer de la violencia un instrumento de negocios económicos, en especial, aunque no exclusivamente, la comercialización de drogas.


Para estas actividades la organización se valió de integrantes civiles, que planificaban y cometían los delitos, y miembros de distintas fuerzas de seguridad que proporcionaban desde armas y municiones hasta información para conseguir impunidad. Entre los civiles se cuentan presuntos sicarios, personas juzgadas por narcotráfico, testaferros y lavadores de dinero, incluso un representante de futbolistas.


Los acusados como líderes de esta asociación ilícita son dos de los más conocidos miembros de la familia de barrio Las Flores. Uno es Ramón Ezequiel Machuca, alias "Monchi Cantero", quien se mantuvo prófugo durante tres años, célebre durante ese período por sus apariciones televisivas en Capital Federal, donde fue atrapado en junio de 2016. El otro es Ariel Máximo Cantero, "Guille", quien lleva más de cuatro años en prisión preventiva.


El origen


Esta causa se inició con el crimen de Martín "Fantasma" Paz, asesinado a balazos la tarde del 8 de septiembre de 2012 en 27 de Febrero y Entre Ríos. El autor de este homicidio no pudo ser establecido por la investigación aunque se sospechó desde el inicio que la víctima había intentado independizarse de la familia Cantero, lo que pagó con su vida. El primer juez del caso, Juan Carlos Vienna, determinó que en las escuchas del grupo aparecían evidencias de una agrupación dedicada a delitos continuados y que eso debería investigarse. Allí se advertían las personas que actuaban y los roles desplegados.


El Fantasma Paz era el cuñado de Claudio Ariel Cantero, alias "Pájaro", que fue asesinado el 26 de mayo de 2013. El Pájaro estaba en pareja con Mercedes Paz, hermana del Fantasma, e hija de Luis Alberto Paz, un hombre actualmente investigado por la Justicia Federal por sus actividades económicas, que se presumen ligadas al narcotráfico, y que se presenta como mánager internacional de boxeo. Las defensas señalan que por una relación personal con Luis Paz el juez Vienna direccionó de modo parcial y arbitrario la pesquisa hacia los Cantero. Los fiscales contestan que desde el inicio surgió la idea de que Los Monos ordenaron ese crimen y que el juez actuó de modo objetivo al centrarse en ellos.


Esta etapa del trámite, la asociación ilícita, insumirá 35 audiencias, entre el 21 de noviembre y el 28 de diciembre. Entre los acusados también está el padre del clan, Máximo Ariel Cantero, conocido como "El viejo", como miembro simple de la banda. También se juzgará a Lorena Verdún, la primera mujer del Pájaro y madre de sus tres hijos, y a Silvana Gorosito, mujer de Monchi.


Entre los policías van a juicio oficiales que tuvieron cargos relevantes. Por ejemplo el ex jefe de Inteligencia de la ex Dirección de Drogas Peligrosas, Cristian Floiger; los ex jefe y subjefe de la Sección Automotores de Rosario, Germán Herrera y Guillermo Cardini; el ex jefe de la comisaría de Puerto San Martín, Sergio Blanche. También el comisario Gustavo "Gula" Pereyra, que era el policía con mayor graduación dentro de la Secretaría de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad. Y el agente Juan José Raffo, que ganó cierta celebridad en 2010 al denunciar a oficiales superiores por corrupción económica.


La pelea más ardua


Se espera que en esta primera etapa se produzca la batalla más resuelta entre las partes. Las defensas se centrarán, según se espera, en la figura de Vienna, para desvirtuar la acusación y demoler su principal sustento, que son las escuchas telefónicas. Los fiscales recordarán que en este trámite actuaron distintos jueces, no solo Vienna, y que todos tuvieron idéntica posición porque situar el foco en Los Monos tenía lógica histórica y jurídica.


   La primera semana arrancará con una breve presentación de parte del tribunal, integrado por Ismael Manfrín, María Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga. Luego dará paso a los alegatos: primero acusarán los fiscales y luego intervendrán los 19 defensores. También en este tramo, aunque a partir de la jornada 4 en la semana próxima, se esperan los testigos más reconocidos. Son 280 citados pero algunos se repetirán. La primera será Brenda Veira, que es la viuda del Fantasma Paz. Luego estará el jefe de la División Judicial, Cristian Romero Giraudo. Habrá testigos que declararán detrás de un biombo, como Virginia Rato, que era funcionaria en Rosario de la Secretaría de Inteligencia, vinculada con las escuchas telefónicas.


   Otros testigos relevantes son Luis Paz (jornada 8); los ex funcionarios de Delitos Complejos Ana Viglione y Andrés Ferrato (jornada 16); el futbolista Angel Correa (jornada 17) y los presos por narcotráfico Arón Treves y Diego Cuello (jornada 23). Un día antes declarará Ariel Spadoni, dueño de una concesionaria de motos y condenado por narcotráfico. Germán Almirón, el policía acusado de auspiciar la fuga de un sicario de Los Monos, está citado para la jornada 25.


   Habrá periodistas llamados a dar su palabra. El 11 de diciembre se espera a Rolando Graña, que entrevistó a Monchi cuando estaba prófugo, y a Horacio Verbitsky, autor de una larga nota sobre el juez Vienna. También fueron citados periodistas de Canal 5 por la difusión de un video donde Guille Cantero habla a poco de ser detenido en la Jefatura de Rosario.


   A partir del 6 de febrero, tras la feria, las audiencias se reanudan con los juicios de homicidio conexos a la causa principal. Aquí el número de acusados se reduce a seis, con lo que 19 acusados ya no estarán en el estrado. El primer caso es el ataque a balazos a una casa de barrio de La Carne donde funcionaba un bunker de la competencia de Los Monos. En ese tiroteo del 14 de mayo de 2013 murió baleada en el pecho Lourdes Cantero, una nena de 14 años. El único acusado, como autor ideológico, es Monchi Cantero. En este caso ya hay una condena a seis años y medio de prisión contra el policía Juan Delmastro.


Venganzas


También se juzgará el asesinato de Diego Demarre, dueño del boliche frente al cual mataron al Pájaro Cantero, atacado a balazos tras salir de Tribunales el 27 de mayo de 2013. Llegan acusados Guille Cantero, Emanuel Chamorro, Leandro Vilches y Andrés Fernández.


   El tercer caso es el atentado frente al distrito Sudoeste contra una camioneta en la que iban seis personas. Allí murieron Nahuel César, Norma César y Marcelo Alomar. Están acusados Monchi Cantero como ideólogo y Mariano Salomón por encubrir. Al igual que el homicidio de Demarre, este ataque es considerado una represalia por el crimen del Pájaro.


   Otros once imputados ya fueron condenados por integrar la asociación ilícita en 2015 en un juicio abreviado. A cambio de admitir esos delitos les impusieron penas que no sobrepasan los tres años de prisión.


Los traslados, la mayor preocupación del operativo de seguridad


• La mayor preocupación para las autoridades en relación al juicio es sin dudas los traslados de las personas que están alojadas en cárceles. De los 25 juzgados sólo ocho están en una prisión. El Ministerio de Seguridad acondicionó como pabellón un subsuelo del Centro de Justicia Penal a fin de limitar los desplazamientos desde y hacia la cárcel de Piñero los fines de semana. De lunes a viernes está previsto que esos ocho detenidos permanezcan en el mismo lugar donde serán juzgados.


Estos ocho imputados, considerados presos de alto perfil, son Guille Cantero, Monchi Cantero, Ariel "Viejo" Cantero, Emanuel Chamorro, Leandro Vilches, Walter Daniel Jure, Mariano Salomón y Andrés "Gitano" Fernández. La elección del Centro de Justicia Penal, que se estrena con este megajuicio, es para evitar superponer esta actividad con la de los tribunales de Balcarce al 1600.


El dispositivo de seguridad será algo nunca visto. La policía provincial acordonará el edificio. En los traslados por calles participarán tres fuerzas de seguridad: el Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias, la Tropa de Operaciones Especiales y la Gendarmería Nacional. La mayor inquietud es aventar cualquier riesgo de fuga. Las autoridades recuerdan con sensibilidad el ataque a balazos del furgón penitenciario que iba hacia Coronda, en junio pasado, con los tres acusados, luego absueltos, por el homicidio del Pájaro Cantero.


• Para la organización del trámite, en acuerdo con las partes, se dispuso que los lunes y miércoles habrá doble jornada de audiencia (mañana y tarde), los martes y jueves solo habrá audiencia por la mañana, mientras que los viernes se usarán como comodín. En principio, no habría actividad, pero también podría utilizarse este día para la declaración de testigos que no hayan podido hacerlo pese a estar agendados. Sólo en la primera parte del juicio (por asociación ilícita) están citados 260 testigos.


• La cantidad de prensa asistente no tiene antecedentes para un juicio en Rosario. Están acreditados 26 medios gráficos y audiovisuales, de los cuales 15 son de Rosario, 10 de Buenos Aires y uno de Córdoba. Serán más de 150 trabajadores de prensa acudiendo a las audiencias: 87 periodistas y 66 reporteros gráficos y camarógrafos.