Este lunes a las 3.35 de la madrugada falleció en la unidad de terapia intensiva del hospital Cullen , Cristian Eduardo Monzón de 34 años. La víctima fue atacado a balazos en las calles del barrio Brigadier López, donde recibió un disparo en la cabeza y desde allá derivado en primera instancia al hospital Mira y López y luego de practicarle las primeras curaciones, al Cullen.

Trabajaron en el lugar del ataque criminal oficiales y suboficiales de la policía capitalina, que preservaron la escena del crimen; y los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) que se abocaron al esclarecimiento.

Denuncia

El domingo alrededor de las 20, los vecinos que viven en inmediaciones de la esquina de Florencio Fernández y Caferata detrás de la cárcel de Las Flores, denunciaron que había un hombre caído en la calle y que escucharon varias deflagraciones de disparos de arma de fuego. Al lugar llegaron policías de Orden Público y Cuerpos, y preservaron la zona, mientras la víctima Cristian Eduardo Monzón de 34 años fue derivado en primera instancia al hospital Mira y López, adonde fue atendido por los médicos de guardia que detectaron que la víctima presentaba un impacto de bala en la parte de atrás de la cabeza y con pérdida de masa encefálica. Por la complejidad del caso y para su mejor atención, fue trasladado al hospital Cullen.

•LEER MÁS: Asesinaron a un muchacho de 22 años con una puñalada en barrio Centenario

Fallecimiento

Monzón fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico, los que confirmaron el primer diagnóstico médico, lo compensaron y lo dejaron internado en la unidad de terapia intensiva adonde falleció a las 3.35.

Los policías capitalinos preservaron la escena del ataque hasta la llegada de los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) que iniciaron la investigación del caso y de los agentes del área Científica del mismo cuerpo policial, los que ejecutaron los peritajes criminalísticos de rigor.

Órdenes fiscales

Informaron la novedad sobre el ataque a tiros y deceso de Monzón, a las Jefaturas de la Unidad Regional 1° La Capital y de la Policía de Investigaciones (PDI), ambas de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, los que ordenaron que el cadáver sea llevado a la morgue judicial para la realización de la necropsia.