Policiales

Asesinaron a un hombre con un tiro en el tórax

Sucedió en barrio La Nueva Tablada. La víctima tenía 35 años. Investigan si se trato de un intento de robo, o de la ejecución de una venganza.

Sábado 01 de Diciembre de 2018

El viernes antes de las 20 en la vereda de una vivienda que lleva el número 13 de la manzana N° 5 del barrio La Nueva Tablada en el extremo noroeste de la capital santafesina y pegado al Mercado de Abasto santafesino, se escuchó una deflagración de disparo de arma de fuego, y un instante después un hombre se desplomó y quedó completamente inmóvil. La víctima fue identificada como Pablo Hernán Verón de 35 años, y la causa de muerte fue un balazo que lo penetró en el tórax. Investigan si se trató de una venganza, de un robo o de un intento de robo. Trabajaron en el lugar policías capitalinos de Cuerpos y Orden Público y pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI).

Embed

Asesinado

Los vecinos denunciaron el suceso a la central de emergencias 911. Minutos después llegaron al lugar oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos que preservaron el lugar, y también un médico en una ambulancia, que constató que la víctima estaba fallecida.  Los policías que dialogaron con la mujer dueña de la casa en la que hallaron fallecido a Alegre, solo atinó a decir que se trataba de un hombre que hacía cobranzas, desconociendo todo otro detalle sobre el suceso. Luego, identificaron a un hombre de 24 años, que estuvo con la víctima, pero que adujo que en el momento en el que se produjo la agresión el estaba sobre un pasaje que esta girando la manzana y no vio nada sobre el crimen.

Robo o venganza

Los policías capitalinos convocaron a sus pares de la Policía de Investigaciones (PDI), y entre ambos con el testimonio de los vecinos y con la identificación de la víctima, cuya principal actividad laboral era la de cobrador, elaboraron dos conjeturas sobre la probable causa del crimen, ante la inexistencia de testigos: o bien se trató de un intento de robo o de un robo -cuestión que deberá demostrarse en cuanto al cotejo con las pertenencias de la víctima en el momento del crimen- o bien, lisa y llanamente fue una venganza.

Peritajes criminalísticos

nformaron la novedad sobre la ocurrencia del suceso a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, los que ordenaron que la Policía de Investigaciones (PDI) se hiciera cargo del caso y su esclarecimiento, mientras los agentes del área Científica del mismo cuerpo policial realizaron los peritajes criminalísticos en la escena del crimen, y posteriormente trasladaron el cadáver a la morgue judicial santafesina para que los médicos forenses realicen la necropsia.

¿Te gustó la nota?