Este jueves por la madrugada, la central de emergencias 911 recibió una denuncia de un robo en una vivienda de calle Córdoba al 3.800.

Por las cámaras de seguridad de la provincia se divisó a un sospechoso que llevaba una pileta inflable para niños, entre otros elementos.

En ese momento, se envió un móvil policial que logró interceptar al delincuente y trasladarlo a la sede policial. Se recuperaron los elementos robados.