Este domingo, cuando promediaba la madrugada, en avenida Rouillón y calle Lejarza, en el oeste de la ciudad de Rosario, Gendarmería Nacional Argentina ejecutaba operativos de prevención activa con chequeos selectivos de personas y de vehículos. Detuvieron así la marcha de un automóvil Peugeot 207 blanco en el que viajaba una pareja.

El conductor del vehículo se mostró renuente en varias oportunidades a responder las preguntas de los gendarmes, que le atravesaron un patrullero delante del vehículo y los obligaron a descender. Luego, y ante la presencia de testigos, abrieron las puertas del vehículo y baúl, adonde hallaron y secuestraron tres ladrillos y medio de vegetales con el clásico envoltorio en papel celofán marrón claro.

Los peritos y técnicos de laboratorio de la fuerza de seguridad nacional se encargaron de comprobar, mediante la colocación de los líquidos reactivos, que se trataba de cannabis sativa o marihuana, y su peso final fue de 3,500 kilos. Los novios, ambos mayores, quedaron presos y la redacción de las actas de procedimiento contó con numerosos testigos.

Todo lo actuado en el procedimiento y su resultado fue informado a la jefatura de la Región VIII de Gendarmería Nacional Argentina con sede en la capital santafesina. Estos hicieron lo propio con el juez federal N° 3 en turno en la ciudad de Rosario, Carlos Vera Barros, que ordenó que ambos continuaran privados de su libertad, que sean identificados y que se les forme causa por infringir el articulado de la Ley Nacional de estupefacientes N° 23.737.