Santa Fe

Atraparon un puma en pleno pueblo santafesino

La policía lo acorraló al puma en Armstrong, y sospechan que no es el mismo avistado hace semanas en Funes y Roldán.

Miércoles 02 de Junio de 2021

Este martes fue atrapado un puma en la localidad santafesina de Armstrong, a unos 100 kilómetros de Rosario por la autopista a Córdoba. Lo captaron a través de una cámara de seguridad ya que estaba rondando por la cochera de un hospedaje, alrededor de las seis de la mañana de ayer.

Según dijo la denunciante del hotel, vio al animal con características de un puma de color grisáceo y rápidamente llamó a la policía Ecológica, que solicitó colaboración a Los Pumas y Fauna.

image.png
El puma fue visto en la cochera de un hotel este martes a la madrugada y piensan que atacó a un caballo.

El puma fue visto en la cochera de un hotel este martes a la madrugada y piensan que atacó a un caballo.

En contacto con Alberto Lotuf en A Diario (Radio 2), el jefe de la Sección Ecológica de la Policía Comunitaria, Daniel Molina, confirmó que lograron atrapar al animal este miércoles. La policía lo acorraló y los encerró en un obrador de la localidad ubicada a 100 kilómetros de Rosario.

Embed

“Se logró que se meta en un cuartito del obrador, cerramos la puerta y ahora solo falta introducirlo en una jaula para luego trasladarlo al lugar que corresponde”, describió el oficial.

Molina comentó que “por lo que se ve, está muy flaco, por debajo del peso que debería tener”. Y agregó que “tiene todas las características de ser agresivo por su instinto”.

El jefe policial advirtió que “no es el mismo puma que se vio en otras zonas de la región, el otro animal era más robusto por lo que se pudo ver en los videos que se publicaron”.

Embed

No es el único puma

Semanas atrás, la aparición de un puma fue una de las noticias más conmocionantes en la región. Testigos lo vieron en Roldán, luego en la zona de Casilda, de San Jerónimo Sud y en campos de la región. Incluso se sospecha que lastimó a otros animales.

Puma

El puma es un animal de gran porte, esbelto, de larga cola, ágil y fuerte, aunque su tamaño – y también color- varía de acuerdo al área ocupada, siendo algo mayores los ejemplares, dentro de la Argentina, que habitan el sur.

Es de hábitos más bien sedentarios, mostrando una constante territorialidad, que es señalada con pequeños chorros de orina y excrementos en árboles y prominencias que encuentra en el espacio que ocupa. Es solitario y, con mayor frecuencia, elige el crepúsculo y la noche para deambular, pese a que hay zonas donde despliega también actividad diurna. Parecería que la presencia del hombre influye es esta forma de vida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario