Este lunes, cuando promediaba la tarde, en adyacencias a French y Lavalle, en el barrio Coronel Dorrego, durante un chequeo de Gendarmería fue secuestrada un arma de guerra que llevada un muchacho que trató de eludir el control, pero que finalmente quedó aprehendido. El arma secuestrada es una pistola calibre 9 milímetros cargada.

Como parte de los procedimientos de prevención activa que realiza Gendarmería Nacional en la ciudad de Santa Fe, fue chequeado un joven que intentó eludir el control en French y Lavalle. El oficial de la fuerza nacional observó el marcado nerviosismo del joven e interpretó que evidenciaba que llevaba algo oculto en el cuerpo. Por eso fue chequeado y de la cintura le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros cargada con una bala en la recámara, otras 9 en el cargador y en buenas condiciones de funcionamiento.

Preso

El muchacho aprehendido fue identificado como H.J.A., de 20 años, trasladado y entregado por los agentes de la fuerza nacional a los policías del tercio de guardia de la Comisaría 8ª del barrio Guadalupe, adonde quedó alojado en un calabozo y el arma secuestrada junto con el acta de procedimiento de Gendarmería Nacional.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a las jefaturas de la Región VIII de Gendarmería Nacional Argentina y de la Unidad Regional I La Capital y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que el joven apresado continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "portación ilegítima de arma de fuego y de munición de guerra".