Los vecinos del barrio Mariano Comas, este jueves casi al mediodía, se vieron sorprendidos al ver a dos policías de la Brigada Motorizada que patrullaban los barrios del macrocentro capitalino, cuando intentaron identificar a un desconocido que corrió con desesperación al observarlos.

El oficial y el suboficial dejaron sus motocicletas estacionadas frente a un templo y corrieron por la plaza al desconocido, hasta que finalmente lo atraparon y le secuestraron de la cintura un revólver calibre 32 cargado con dos balas y en óptimas condiciones de funcionamiento.

El delincuente fue identificado como M.E.R., de 19 años, al que finalmente trasladaron en un patrullero de Orden Público hasta la Comisaría 4ª.

informaron el resultado del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que el muchacho aprehendido quede privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "portación indebida de arma de fuego y munición de uso civil".