Judiciales
Sábado 16 de Junio de 2018

Bº Norte Unido: le dieron prisión preventiva por intentar quemar viva a su pareja

Así lo resolvió el juez Sergio Carraro a pedido del fiscal Gonzalo Iglesias. El imputado tiene 52 años y sus iniciales son E.A.R.. El hecho ocurrió en los primeros minutos del domingo 10 en una vivienda ubicada en Sarsotti al 6600, en la zona noroeste de la capital provincial

Un hombre de 52 años cuyas iniciales son E.A.R. quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación por la tentativa de homicidio de la mujer que es su pareja. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, a raíz del pedido formulado por el fiscal Gonzalo Iglesias en una audiencia de medidas cautelares celebrada el viernes en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El pasado miércoles, el fiscal Iglesias imputó a E.A.R. como autor del delito de tentativa de homicidio doblemente agravado (por el vínculo y por mediar violencia de género).

El ilícito que investiga el fiscal del MPA fue cometido en los primeros minutos del pasado domingo 10 en una vivienda ubicada en calle Sarsotti al 6600. "El imputado intentó dar muerte intencionalmente a la mujer, mediante el empleo de una sustancia combustible", afirmó Iglesias en la audiencia. "Los dos estaban en el comedor de la casa en la que habitaban, y luego de una discusión, el hombre investigado roció el cuerpo de la víctima y le prendió fuego", agregó.

El funcionario del MPA también sostuvo que "presumiblemente usó alcohol que tenía en un envase plástico" y añadió que "le produjo quemaduras en el rostro, tórax y miembros superiores". Iglesias manifestó que "el hombre investigado no logró su objetivo de quitarle la vida a la mujer solo por circunstancias ajenas a su voluntad".

En cuanto al estado de salud de la mujer, el fiscal informó que "tiene por lo menos el 30 por ciento de su cuerpo quemado y está en estado crítico internada en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital José María Cullen".

Tanto en la audiencia imputativa como en la de medidas cautelares, Iglesias hizo hincapié en que "el ataque que realizó el imputado se enmarca en un contexto de violencia de género originado en la conflictiva relación de pareja". En tal sentido, argumentó que "había una clara situación de subordinación de la víctima –por su condición de mujer– respecto del hombre investigado, basada en una relación desigual de poder caracterizada por el empleo de violencia física, psicológica y moral".