Ante un llamado al 911 por una emergencia médica, en la intersección de avenida General Paz y Agustín Delgado, en barrio Sargento Cabral, se avisó al 107 y se comisionó al móvil policial más cercano para brindar su colaboración.

Al arribar al lugar, el personal policial le practicó RCP al hombre, un taxista, que había tenido un paro cardiorrespiratorio y al llegar la ambulancia lo trasladaron de urgencia al hospital José María Cullen para terminar con su atención. Le habían salvado la vida.

El inicio inmediato de RCP por parte de alguien entrenado, aunque no sea un profesional, puede aumentar en un 40% las posibilidades de supervivencia de los afectados.

Para aprender

Cómo detectar la parada cardiorrespiratoria y qué hacer.

Cuando tras un accidente en el hogar, y aunque no sepas la causa, veas que una persona está inconsciente y no respira espontáneamente, se deben iniciar rápidamente las maniobras de "reanimación cardiopulmonar".

1- Asegura el lugar de los hechos. Elimina los peligros que amenacen tu seguridad, la del paciente o la de las personas que ahí se encuentren.

2- Comprueba el estado de consciencia de la víctima. Arrodíllate a la altura de los hombros de la víctima y sacúdelos con suavidad. Acércate a su cara y pregúntale en voz alta si se encuentra bien. Si responde deja a la víctima en la posición en que se encuentra y pasa a realizar una valoración secundaria, poniendo solución a los problemas que vayas detectando.

3-Si no responde pide ayuda sin abandonar a la víctima y colócale en posición de reanimación. Boca arriba con brazos y piernas alineados sobre una superficie rígida y con el tórax al descubierto.

4- Abre la vía aérea. Coloca una mano sobre la frente y con la otra tira del mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.

5- Comprueba si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta (ver, oír, sentir durante no más de 10 segundos). Si la víctima respira normalmente colócala en posición lateral de seguridad y busca ayuda. Comprueba periódicamente que sigue respirando.

6-Si la víctima no respira normalmente pide que llamen al 911 e inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.

7-Realiza dos insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada. Ilustración de boca a boca . Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo bien la maniobra frente mentón y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.

8- Alterna compresiones - insuflaciones en una secuencia 30:2 (30 compresiones y dos insuflaciones) a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

9- No interrumpas hasta que la víctima inicie respiración espontánea, te agotes o llegue ayuda especializada.