Este viernes, en calle Córdoba al 900 del barrio Siete Jefes, un grupo de vecinos retuvieron a un delincuente de 23 años que ingresó, robó elementos domésticos y una mochila, y al quedar descubierto se arrojó a la calle, cayendo pesadamente sobre una camioneta Toyota modelo Hilux, propiedad de otro vecino.

Denuncia

A las 3.30 de este viernes, el operador de la central de emergencias 911 recibió el llamado de un vecino que exigía la urgente presencia policial porque tenían retenido a un delincuente que ingresó a robar a otras viviendas de la zona.

Así fue como llegaron policías del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 3ª, que aprehendieron al delincuente detenido, al que identificaron como C.A.R., de 23 años. Le secuestraron enseres y elementos sustraídos de una vivienda de tres pisos.

Cuando se activó la alarma y se levantaron los propietarios para ver lo que estaba ocurriendo, el ladrón se arrojó y cayó dentro de una camioneta Toyota modelo Hilux que estaba estacionada en la calle. Posteriormente fue retenido por los vecinos del barrio.

Delitos imputados

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Omar de Pedro, que ordenó que el delincuente continuara privado de su libertad en un calabozo de la Comisaría 3ª del barrio Candioti, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "violación de domicilio, tentativa de hurto calificado por el escalamiento y daño a la propiedad privada".