Policiales
Jueves 04 de Enero de 2018

Bajó la cantidad de crímenes en 2017, pero la violencia persiste en el departamento La Capital

Durante el año pasado fallecieron de manera violenta 65 personas, un cincuenta por ciento menos que en 2016. Si bien el dato es el más bajo de los últimos cuatro años, desde el MPA advierten que las causas por tentativa de homicidio superan las cien

A pesar de que el reguero de sangre que dejó la masacre del barrio Alfonso el último 29 de diciembre y que conmocionó a la ciudad, el 2017 cerró, en materia de homicidios, con números por demás de inferiores a los registrados en los últimos años en el departamento La Capital.

En total y en base a los números aportados por el Ministerio de Seguridad de la provincia a los que tuvo acceso UNO Santa Fe, la capital provincial y sus zonas de influencias culminó con 65 asesinatos, un 50% menos que en el 2016, año en que las estadísticas cerraron en 128 asesinatos, cometidos tanto con arma blanca, elemento contundente o arma de fuego.

Si bien los números de este año son bajos, no dejan de alarmar sobre la violencia que persiste en la ciudad. Sin embargo, el dato de que hayan disminuido las muertes a la mitad, significa, en cierta manera, una referencia alentadora, para las autoridades policiales, de la Justicia y de los sistemas de salud.

Años atrás la escalada de homicidios mostró números por demás de alarmantes y que posicionó a la capital provincial como una de las más violentas del país. En 2012 el departamento cerró con 100 muertes, 2013 con 107, 2014 con 154 –récord histórico–, 2015 con 112 y el 2016 con 128 muertes, según los números aportados por el gobierno provincial.

CUADRO INFO HOMICIDIOS.jpg


En cuanto a lo que refiere a este año, el mes con más muertes registradas fue el de diciembre con 15 asesinatos. Por debajo figuran: enero 3, febrero 4, marzo 5, abril 6, mayo 7, junio 3, julio 5, agosto 2, septiembre 3, octubre 6 y noviembre 6.

Los datos aportados permiten establecer que en el departamento La Capital hay 12 asesinatos cada cien mil habitantes.

Contrapuestos
El número de muertos que fueron reconocidos por el Ministerio de Seguridad se contraponen a los contados por la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA). En total, para esa área de la Justicia provincial, el año pasado cerró con 80 causas por homicidio.

Si bien el número aportado por el MPA es mucho mayor que el que emitió la cartera de Seguridad, desde el organismo judicial indicaron que las causas iniciadas corresponden a crímenes de índole violento pero también se contemplan aquellos decesos caratulados como "muertes dudosas".

Por otro lado, advirtieron a UNO Santa Fe que a pesar de la merma de crímenes, las tentativas de homicidio a lo largo del año pasado demostraron datos por demás de alarmantes. En todo el 2017 se registraron más de 180 expedientes por personas que fueron heridas por armas blancas o de fuego, lo cual significa que la violencia persiste a pesar del descenso en los asesinatos.

De igual manera, desde el organismo aclararon que la suma abultada de esas causas surgió en relación a que a partir del año pasado, la Unidad Especial de Homicidios pasó a tomar intervención en causas donde las víctimas sufrieron heridas de arma, que en el inicio del nuevo sistema procesal penal se encontraban repartidas por distintas fiscalías del MPA.

• LEER MÁS: El semestre cerró con 36 crímenes en el departamento La Capital: las claves del descenso


"Hoy atendemos a cualquier herido de arma de fuego. Entonces, en ese sentido hemos visto que esa cifra de tentativa ha permanecido estable respecto de años anteriores y no se ha reducido sustancialmente", precisó al respecto el fiscal de Homicidios, Jorge Nessier.

El funcionario se refirió además a la baja en crímenes por lo que destacó: "Si tenemos en cuenta que en 2014 tuvimos el récord con 155, en 2015 se redujo bastante pero permaneció en 113 aproximadamente y en 2016 tuvimos 135, esto nos coloca con una merma más que importante".

En tanto y en relación a las causales que podrían haber logrado el descenso de muertes violentas, Nessier sostuvo que "así como no la hubo para esa impresionante cantidad que nos llevó a ser el máximo exponente nacional en cuanto a la tasa de homicidios tampoco puede haber una razón concreta en cuanto a esta baja", opinó.

Por último, el referente del área del MPA de Homicidios, evaluó el impacto de los juicios llevados a cabo en los últimos cuatro años y su posible impacto en la baja de asesinatos. "Es muy difícil de establecer. Ojalá la acción punitiva del Estado tuviera el efecto que muchos le atribuyen al entender que es algo que evita a futuro el delito. Lo que se denomina la prevención general. Es decir mostrar a la sociedad una consecuencia de los hechos delictivos y que esa consecuencia es punible", analizó.

"Ojalá las condenas sirvan para mostrar al ciudadano que el Estado responde ante la comisión de hechos tan graves como estos. En ese sentido este año, si bien sigue siendo una cifra muy baja, hemos realizado cinco juicios orales y públicos con un resultado muy exitoso en cuanto a las penas. Esperamos el año que viene duplicar ese número", sentenció.