Este viernes, a las 3, en Cándido Pujato al 3300 en barrio Mariano Comas, sector que actualmente está en obras de reparación de calles que realiza la Municipalidad, algunas personas llamaron al 911 por la presencia de desconocidos caminando sobre los techos.

El operador envió a la Brigada Motorizada, y cuando arribaron los uniformados vieron que los desconocidos salteaban un tapial medianero, entonces, le impartieron la voz de alto y lograron apresarlos. El suceso derivó en la presencia de vecinos que se convirtieron en involuntarios testigos del procedimiento.

Los dos detenidos, identificados como C. M. de 18 años y J. S. de 20, tuvieron que ser preservados hasta la llegada de un patrullero para su traslado de la bronca del vecindario, porque todos estimaban de manera coincidente que ambos estaban buscando abrir una puerta para entrar a robar. Posteriormente trasladaron a los jóvenes saltimbanquis y los alojaron en la Comisaría 4ª.

Delito imputado

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Estanislao Giavedoni, que ordenó que ambos muchachos continuaran detenidos, sean identificados, y se les forme causa por el delito de "violación de domicilio".