Policiales
Viernes 02 de Febrero de 2018

Bullrich respaldó el accionar del efectivo que mató a un ladrón

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió este viernes el respaldo oficial al efectivo que mató a un ladrón que había apuñalado a un turista.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió este viernes el respaldo oficial al efectivo que mató a un ladrón que había apuñalado a un turista, al señalar que, "cuando un policía hace las cosas bien" se lo debe "proteger" y no que "termine procesado", al tiempo que destacó la importancia de "cuidar a los que nos cuidan" porque, si no, "lo que termina pasando es que hay corrupción y parálisis policial".

De esta forma se refirió al caso de Luis Chocobar, el efectivo de la Policía Local de Avellaneda que baleó y mató a un delincuente que apuñaló diez veces a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca, y que fue procesado y embargado por 400.000 pesos por la Justicia, quien fue recibido ayer por el presidente Mauricio Macri.

"El Presidente consideró que era un caso de injusticia que daba vuelta el principio que venimos construyendo desde comienzo del gobierno, que es el de un cambio cultural donde las cosas estén en su orden justo: cuando hay una víctima, que no la conviertan en victimario y que, cuando hay un policía que hace las cosas bien, se lo proteja y no se lo termine procesando", postuló esta mañana la titular de la cartera de Seguridad.

Al fundamentar la decisión del mandatario de expresar su apoyo al policía Chocobar, en el marco de un encuentro del que la ministra también participó, Bullrich subrayó la "necesidad de apoyar al ser humano, a la persona, al policía que había realizado un acto de servicio, que fue interpretado de una manera incorrecta (por la Justicia), como si fuera un exceso de la legítima defensa".

En este punto, en declaraciones a la radio La Red, postuló que, "si no cuidamos a los que nos cuidan, cuando actúan lo que termina pasando es que hay corrupción y parálisis policial", y sostuvo que, "si queremos combatir la seguridad en serio en cada uno de los distritos del país, tenemos que trabajar con esta filosofía".

Además, entendió que el hecho de que el Gobierno haya fijado postura frente al caso del policía Chocobar -quien fue procesado y embargado por la Justicia- "no es una intromisión" del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial, y señaló que el hecho de que le hayan ofrecido al efectivo "apoyatura legal" desde el Ejecutivo, es porque "vamos por las vías institucionales que hay que ir". "Hablamos con el juez, le pedimos que nos dé lo que había escrito y dijo que recién comenzaba ese juicio y que estaba dispuesto a analizar este juicio con más detalle", aseveró Bullrich.

El juez que procesó y embargó por 400.000 pesos a Chocobar fue Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, quien entendió en su resolución que el policía local de Avellaneda se había excedido en el uso de su legítima defensa y recaratuló el hecho como "homicidio".

En tanto, en las declaraciones de esta mañana, la ministra de Seguridad afirmó que el Ejecutivo es el que marca "cuál es la política criminal de nuestro gobierno" y que, para ellos, "la víctima es el centro". "El policía es el que es necesario cuidar porque, si no cuidamos a los que nos cuidan, cuando actúan lo que termina pasando es que hay corrupción y parálisis policial", enfatizó la ministra.

El hecho por el que Chocobar fue procesado y embargado ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista estadounidense Frank Joseph Wolek, de 60 años, caminaba por la zona turística de La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo. De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso.

Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identificado como Pablo Kukok (18) fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon y murió cinco días después.

En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.