Judiciales
Martes 31 de Julio de 2018

Carlos Rossi, el juez que liberó al asesino de Micaela García, fue absuelto

Sin acusación de Fiscalía, el magistrado que liberó al autor del femicidio de Micaela García, evitó ser apartado de su cargo. La defensa destacó el fallo

Un jurado integrado por miembros del Superior Tribunal de Justicia, legisladores y abogados penalistas, decidió ayer absolver por mayoría al juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Gualeguaychú, Carlos Alfredo Rossi, a quien se lo había acusado por mal desempeño y falta de idoneidad en sus funciones por haber dispuesto la libertad condicional de Sebastián Wagner, condenado por dos violaciones y que a los pocos meses cometió el crimen de Micaela García. En el adelanto de la parte resolutiva de la sentencia, que se conoció ayer después de escucharse los alegatos, se dispuso que Rossi sea restituido a partir de hoy en su cargo y se fijó ademas, que el 29 de agosto se darán a conocer los fundamentos de la sentencia. A partir de esta resolución al magistrado se le restituirán los salarios retenidos. Según se informó a UNO, los que votaron a favor del mantenimiento del juez fueron: Germán Carlomagno (vocal del Superior Tribunal de Justicia), sus pares Daniel Carubia y Miguel Giorgio y el representante del Colegio de Abogados Roberto Beherán.

En tanto que por la destitución, lo hicieron los representantes de la Legislatura, Daniel Olano (senador PJ-Islas) y Esther González (PJ-Feliciano), y el abogado Jorge Campos.

El alegato de clausura del Procurador General de la Provincia, Jorge García, desactivó toda posibilidad de una destitución porque adelantó que no iba a acusar, ya que entendió que no había elementos suficientes para el juicio de mal desempeño. A continuación, la defensa encabezada por el abogado Miguel Cullen consideró que al no haber acusación se "desvanecía la acción" y en consecuencia, el jurado de enjuiciamiento no podía formular una condena. El debate había comenzado con la declaración de los últimos dos testigos y luego se había resuelto un cuarto intermedio.

García y los delitos menores
En su extensa exposición, el Procurador habló de que no bastaba haber incurrido en "errores" para enjuiciar en el "sentido de destituir por un mal desempeño a un juez".
En su alegato marcó el antecedente de otras causas donde otros jueces enfrentaron juicios políticos, y a su vez se explayó sobre el "concepto del problema de género, la igualdad de género y su contracara, la violencia de género. Y los abusos sexuales, como problema de la violencia de género".
Apuntó que en esta problemática social los casos de violencia sexual "las víctimas son en su mayoría mujeres" y en este punto destacó la exposición de los expertos Rita Segato y Enrique Stola: "Ambos nos ilustraron, una desde la psicología y otro desde la psiquiatría, en algo que venimos trabajando porque hemos receptado las convenciones internacionales. Estas han cristalizado nuestra pretensión de que más del 50% de la población del mundo vive en condiciones de sometimiento. Hace muchos años el Poder Judicial de Entre Ríos ha intentado abordar este problema científicamente y jurídicamente, y ha pretendido aggiornar la ley, sobre todo en el ámbito penal, que estaba absolutamente desapegada a esa premisa".
Recordó la ponencia de Segato para caracterizar a la violencia contra las mujeres. "Ella lo definía como un crimen menor", una postura con la cual García no coincidió.
"Esto no es así; todos los casos de violencia de género, pero específicamente los casos de violencia sexual por los cuales Wagner estaba condenado, no son para considerados delitos menores", argumentó. El jefe de los fiscales defendió el principio de resocialización presente en convenciones internacionales y en la Constitución Nacional. "Esto no se discute en principio", alegó en la audiencia.
"Lejos estamos de analizar la situación de un juez que caprichosamente desoyó una situación que terminó en uno de los casos más horrendos", prosiguió.
Al abordar la resolución del juez Rossi interpretó que "nunca se le imputó complicidad en el femicidio que cometió Wagner. Directa o indirectamente se lo señala al juez Rossi porque la decisión de otorgar la libertad condicional favoreció o estuvo conectada con la muerte y el femicidio cometido con Wagner". Basó su argumentación en una "colisión de principios, donde los jueces pueden llegar a tener yerros en sus pronunciamientos, pero eso no constituye una causal de mal desempeño".
A su turno, el defensor Miguel Cullen destacó la postura de la Procuración de no acusar por entender que no hubo delito por parte del juez Rossi.
"Estamos conformes por el resultado final, y ahora vamos a ver los fundamentos del fallo. Pero debemos reconocer la importancia del proceso porque ha sido sanador en muchos aspectos", aseguró en declaraciones a UNO Entre Ríos.
Respecto del caso que derivó en el femicidio de Micaela García opinó: "Micaela es víctima de un sistema que debemos empezar a cambiar entre todos para que no haya más víctimas. Este proceso desde el punto de vista del resultado termina siendo sanador en muchos aspectos. Se pudo escuchar a los testigos, conocer lo que realmente ocurrió en el legajo de ejecución".
Cuando se lo consultó por la situación de los padres de Micaela dijo que se los debe "acompañar en el dolor y dijo que deben entender que el juez Rossi no fue causante de este terrible crimen".

El padre de Micaela pidió saber cómo se votó
Los padres de Micaela García no estuvieron presentes en la segunda audiencia del Jury de enjuiciamiento a Carlos Rossi. Ese día cuestionaron duramente la intervención del Procurador General por no haber acusado al magistrado que tenía ocho denuncias en su contra por mal desempeño y falta de idoneidad. Ante la consulta de este medio y otros que quisieron obtener su testimonio, explicaron que no podían acceder a este pedido por cuestiones laborales. Néstor Yuyo García se expresó brevemente sobre el fallo a través de su cuenta de Facebook: "Nadie acusó. El procurador es el que debe hacerlo y en su alegato lo defendió!!! Impunidad!!! Vergüenza!!!! La sociedad debe saber quienes votaron a favor y quienes en contra", escribió indignado.
Después de algunas horas explicó porqué no atendía a los medios que insistían en escuchar su opinión. "Entiendo la preocupación de los medios y la necesidad de consultar nuestra opinión. Hoy –por ayer– no voy a dar notas, tengo responsabilidades como Decano de la Facultad Concepción del Uruguay de la UTN y mi intención es cumplir con compromisos contraídos con anterioridad, además debo preparar la clase ya que mis alumnos me esperan en el aula a las 21.30", consignó.
Dijo que de esa manera cumplía con los ideales que tenía su hija para intentar cambiar la realidad. "Me comprometí a cumplir los sueños de Micaela y ella siempre repetía que debemos hacer bien las cosas sencillas que nos tocan todos los días, que así podemos cambiar la realidad", agregó.
En el cierre del posteo pidió disculpas y adelantó que hoy iba a hacer lo posible para atender a todos los medios de comunicación.
Su mujer, Andrea, se había excusado bajo el mismo argumento.

Uno Entre Ríos.