Policiales
Jueves 01 de Marzo de 2018

Caso Camila Borda: La cuñada de Varela dijo que lo echó de la casa porque tenía conductas raras

La mujer convivió durante un año con el detenido por el crimen de la nena de 11 años. El testimonio de la ex cuñada complicó aún más la situación del hombre acusado de abusar sexualmente de Camila Borda.

Un nuevo testimonio complicó todavía más su situación de Carlos Varela, el hombre detenido en Junín acusado de atacar sexualmente y de asesinar a Camila Borda. Se trata de su ex cuñada, con quien convivió durante un año hasta que lo echó de la casa por "las actitudes que tenía" con su hija de 7 años.

"Lo tuve viviendo un año más o menos en mi casa, porque se había peleado con la familia. Hasta que lo eché, porque hubo cosas raras, como que codiciaba a mis hijas. Vi situaciones que no me gustaron", dijo la mujer al portal La Verdad Online de Junín.

A mi hija más grande la agarraba porque la quería llevar a tomar helado, decía que le iba a dar todo. Que si precisaba algo se lo pidiera. Llegaba a traer ramos inmensos de rosas para una de las nenas. No son cosas que una persona normal, que un hombre grande hace con criaturas", detalló.

Al ver esas actitudes, la mujer le pidió a Varela que se fuera pero él le respondió que no podía pensar que fuera a propasarse con alguna de las chicas. Sin embargo, no la convenció. "No me gustaba su forma de ser. Sólo le dije, mejor andate. Es más seguro", relató. Durante al menos cuatro años no volvieron a tener contacto. En ese tiempo la mujer se separó del hermano del imputado pero, hace unos cuatro meses, volvió a saber de él.

"Después de eso, no volví a tener contacto durante cuatro años. En ese tiempo me separé. Y reapareció hace cuatro meses" recordó la ex cuñada de Varela. Y agregó: "Ese día me llamó mi cuñada y me pidió que si Carlos pasaba a buscar a mi hija, no se la dé porque había pasado algo. Él había manoseado a su nene o algo así".


Varela admitió en la indagatoria haber estado junto a la víctima en el parque de la quinta en la que vivía. Aunque dijo no recordar lo sucedido luego. En tanto, el fiscal a cargo de la causa, Sergio Terrón, anticipó que pedirá un estudio retrospectivo del acusado, para conocer si "existieron situaciones que hubieran marcado una personalidad capaz de llegar al extremo brutal, que lo transformó en violador y asesino".